Desde hace más de trece meses a algunos centros médicos de la red privada complementaria de salud, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) no les paga.

Así lo asegura Hugo Vergara, gerente de Biodimed y Biodilab, un grupo empresarial que da servicios médicos ambulatorios al Seguro Social.

Explicó que son más de 200 empresas privadas que dan servicios de salud al IESS mediante convenios que se actualizan cada dos años y que atienden a más de 6 millones de afiliados al IESS por año.

‘Me pusieron anestesia pero yo fui a comprar’: relatos de pacientes del hospital Andrade Marín del IESS, que hizo prueba piloto de externalización de medicamentos a puerta cerrada

“El IESS nos agenda y deriva pacientes y nosotros les brindamos consulta médica, laboratorio clínico, imagen diagnóstica, procedimientos diagnósticos, odontología y entregamos medicación”, dijo.

Publicidad

La excusa -agregó- es que el Gobierno no le paga al IESS y aduciendo que no tienen fondos, no auditan los servicios y el resultado es que no hay pagos desde hace más de un año.

“Las empresas de la red privada, a consecuencia de la falta de pagos del IESS, estamos en serios problemas de liquidez: no se puede pagar a los empleados, a proveedores, y en riesgo de quiebra, lo cual dejaría a los más de 6 millones de afiliados al IESS, que atendemos, sin la posibilidad de ser atendidos. Más de 20.000 familias serían afectadas al quedarse sin empleo, etc.”, agregó.

¿Se puede tener dos empleadores registrados en el IESS para un mismo afiliado?

El reclamo no es nuevo, dado que en abril, por ejemplo, prestadores externos de servicios médicos pidieron agilidad en el pago de deudas.

El IESS, mediante un comunicado, señaló que el pasado 9 de agosto canceló más de $ 1′217.000 a prestadores externos de servicios de diálisis de la provincia del Guayas, que corresponde a deudas pendientes del año 2021.

Según el Seguro Social, su actual administración trabaja para cubrir los pagos pendientes que existen con los prestadores externos, aunque no especificó un monto ni en qué plazo esas acreencias se podrían materializar. (I)