Puyo

Las calles de la zona céntrica, y sobre todo los alrededores del parque central 12 de Mayo amanecieron llenas de piedras y vidrios quebrados. Entre comerciantes y habitantes de la zona céntrica había cierta desazón luego de varias horas de vandalismo que se vivieron entre la noche del martes y parte de la madrugada de este miércoles.

Un comerciante de venta de jeans, ropa y calzado estaba afuera de su local recuperando parte de lo que quedó tras el saqueo que sufrió anoche. Dijo que de no ser por varias personas, de una guardia de una comunidad indígena de Pastaza, él habría perdido todo su negocio.

“Aquí nos falta unión para poder liberarnos de gente que no estaba con los manifestantes, era gente infiltrada”, señaló el comerciante.

Publicidad

Ministro Carrillo denunciará en Fiscalía a responsables de ‘acto criminal’ que llevó a la destrucción de bienes en Puyo

En Puyo, la gente que se ha mantenido al margen de las protestas no quiere hablar públicamente. Lo de anoche fue algo de terror, que no se había evidenciado antes, dijeron.

Un profesional de medicina indicó que en la casa de salud privada que atiende la incertidumbre se apoderó de todos, pero que también reconocen que el anuncio de muerte de un manifestante levantó más los ánimos entre protestantes.

Se refieren a un manifestante indígena, cuya muerte se liga a los enfrentamientos. La Policía, en cambio, asocia esa muerte a un presunta manipulación de explosivos.

Tras muerte de manifestante, vandalizan UPC, patrullero y agencia bancaria en Puyo

“Estábamos entre humo de gases lacrimógenos y la preocupación por saber qué podría pasar”, señaló el médico.

Publicidad

Una agencia bancaria quemada, la Cruz Roja atacada, 18 vehículos policiales afectados y una unidad policial dañada constan entre los bienes destruidos en las manifestaciones que se tornaron violentas entrada la noche.

La Policía responsabiliza de los actos a la dirigencia indígena y las organizaciones, a su vez, culpan a las autoridades del Gobierno y la Policía.

“Aquí hubo gente infiltrada, no es parte de nuestras nacionalidades indígenas. Por favor, nos indican quiénes fueron y nosotros le aplicamos la justicia indígena”, indicó uno de los dirigentes de los movimientos sociales que se mantenía en los exteriores del edificio de la Gobernación de Pastaza.

Una mujer que reside a unos 15 minutos del centro de Puyo reconoció que fueron momentos de tensión los vividos la noche del martes y temían que ese vandalismo se extendiera a zonas alejadas del casco urbano.

Publicidad

Restos de llantas, palos y otros objetos amanecieron en el centro de Puyo. Cortesía

Ella lamentó que edificios como la Gobernación sufrieran ataques a los ventanales, y que la agencia del Banco Guayaquil sufriera daños, al igual que el cajero automático.

En videos se ve el momento que manifestantes destrozan la puerta principal, entran y causan daños en el interior.

“Una vecina que tiene su negocio en la zona del centro fue quien escuchó un día antes que ayer (martes 21) harían (daños y saqueo) al banco, por eso estaba al tanto, pero entre los manifestantes hubo muchas personas que quisieron aprovecharse de los locales y tomar lo que no les pertenece. No se puede acusar directamente a los manifestantes de tanta delincuencia”, señaló la mujer.

Por los actos vandálicos que sufrió la agencia, el banco suspendió temporalmente sus servicios. En un comunicado explicó que al momento de incidente no había personal del banco. “Los daños fueron únicamente materiales”, indicó.

Publicidad

Disturbios en Puyo: 18 vehículos incendiados, 3 policías retenidos y 18 desaparecidos; la ciudad está tomada por manifestantes

Este miércoles, una leve lluvia cayó en el centro de Puyo, mientras comerciantes retiraban parte de adoquines que cayeron sobre sus ventanales y destruyeron parte de sus negocios. Las pérdidas son por miles de dólares, una muestra fue el robo que sufrió el local de mochilas y ropa.

Los comunicadores sociales también resultaron afectados como le sucedió a Juan Pablo Villacreses, quien resultó con un golpe en la cabeza y tuvo que ser llevado a una casa de salud. A otro de un canal digital le quemaron la motocicleta y a la mayoría se les prohibió por parte de quienes quemaron y saquearon el banco Guayaquil que grabaran esos instantes.

Un colega, que estuvo cerca de los desmanes, dijo que sintieron, como todos en Puyo, miedo y terror en una ciudad que desde la noche del martes no tiene presencia policial, pues tras el ataque a un UPC y al comando de policía generó que los gendarmes se replegaran.

“Prácticamente fue una guerra campal, no hay autoridades, no se sabe si es que hay un Consejo de Seguridad ciudadana, estamos desguarnecidos. Esperamos que ya no se repitan los actos del martes”, indicó el comunicador.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) rechazó este miércoles que el ministro del Interior, Patricio Carrillo, responsabilice a los dirigente indígenas y sostuvo que eso era para desviar los excesos de la fuerza pública.

La confederación se desligó de esos hechos vandálicos e indicó que no ha dado disposiciones para provocar esas situaciones. “Ratificamos que toda la responsabilidad recae en el Gobierno y en la Policía Nacional”, indicó la Confeniae. (I)