Ibarra

La Unidad Nacional Canina logró la inmovilización de 1,3 toneladas de cocaína en el límite interprovincial de las provincias de Imbabura y Carchi. Este duro golpe al narcotráfico internacional se dio durante una revisión efectuada en el puesto policial de Tababuela (Mascarilla).

Este viernes en la madrugada la operación frustró que el cargamento llegue a su destino final. Un camión con placas de Pichincha arribó hasta el control policial, donde servidores de la institución hicieron parar la marcha del automotor para realizar el registro correspondiente.

Norman Cano, comandante de la Subzona de Policía Imbabura, informó que con el apoyo del can Acro descubrieron que el vehículo tenía un compartimento oculto en la parte posterior de la cabina, lugar en el que el perro dio la alerta.

En una caleta se encontraron 44 bultos con 1.328 paquetes de forma rectangular de diferentes tamaños con una sustancia de color blanco, que luego del análisis químico efectuado en presencia de un fiscal, se determinó que era cocaína con un peso de 1′297.456 gramos (1,3 toneladas).

Magno Fabián Ch. G., de 36 años de edad, conductor del furgón, fue aprehendido por los policías y puesto a órdenes de la autoridad competente. Las primeras investigaciones establecen que el camión salió de San Gabriel (Carchi).

Las autoridades policiales informaron que tenía como primer destino arribar a Ibarra para luego trasladarse hacia uno de los puertos marítimo de la costa ecuatoriana para enviar desde allí al mercado internacional. (I)