Esmeraldas

Un exfiscal asesinado, funcionarios baleados y hasta un militar de la Infantería de Marina herido durante un operativo, son parte de los hechos violentos que conmocionaron y se registraron en los dos meses del estado de excepción en Esmeraldas, que terminó el 29 de junio.

A más de Esmeraldas, el Gobierno mantuvo el estado de excepción por el alto índice delictivo en Guayas y Manabí. En Esmeraldas y Guayas incluso hubo toque de queda en parroquias urbanas.

Los ciudadanos creen que el estado de excepción solo ha sido un paliativo, pero no una solución integral para atacar los índices delictivos en Esmeraldas.

Publicidad

No obstante, las autoridades indican que durante el estado de excepción sí hubo resultados efectivos en esa provincia del norte del país.

Del informe de productividad realizado por la Policía Nacional, entre el 29 de abril y 28 de junio, en Esmeraldas se reportaron 598 detenidos, una agrupación delictiva desarticulada, 146 armas de fuego y 558 blancas retenidas, 1.210 municiones, 368 motos retenidas, 93 motos recuperadas, 92 vehículos retenidos, 30 recuperados y más de una tonelada de droga incautada.

Con Fuerzas Especiales se han reforzado los patrullajes en la frontera norte con Colombia, para el control de armas, explosivos, precursores químicos, contrabando de mercaderías y combustibles, sostuvo Ricardo Egas, jefe militar de operaciones.

Según la Policía, los índices de criminalidad se redujeron el 35 %.

Publicidad

Gobierno decreta estado de excepción en cuatro provincias

A pesar de esos resultados, en Esmeraldas hay voces que piden que el estado de excepción se extienda por los asesinatos selectivos, amenazas con explosivos, tráfico de drogas y robos a personas que aún se mantienen en la provincia.

Galo Cabezas, transportista de Esmeraldas, dijo que estaba de acuerdo con extender el estado de excepción, porque los conductores son víctimas de los ladrones, como le ocurrió a una taxista que lo asaltaron desconocidos y se llevaron dinero y pertenencias personales.

Conductores denunciaron que en el tramo Limonal, del paso lateral Same - Súa, en Atacames, asaltantes utilizarían piezas de hierro con puntas para desinflar las llantas, como le sucedió a un camionero la noche del miércoles de esta semana.

Otros indican que las muertes violentas siguen causando zozobra. Días atrás asesinaron a Boris Safla Alman en el interior de un domicilio de la isla Pianguapí, frente a la ciudad de Esmeraldas. La madre de la víctima reveló a los agentes policiales que su hijo se encontraba en casa y sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta le habrían disparado por varias ocasiones desde una ventana.

Publicidad

Concluido el estado de excepción por la inseguridad, el control de armas y operativos policiales deben mantenerse en las calles y ampliar la vigilancia en la frontera norte, sugieren especialistas

El herido intentó huir por una cancha deportiva, pero fue rematado a balazos, según el reporte policial de la Dinased. La madrugada de ayer domingo, se registró un intento de asesinato a un joven de 22 años, en el barrio San Jorge, donde se celebraba una fiesta de graduación de bachilleres.

A eso de las 18:00 del sábado 2 fue asesinado York Palacios Estupiñán y herida otra persona, por sujetos que les dispararon desde un automotor, en la parroquia rural Rocafuerte, del cantón Rioverde, norte de la provincia de Esmeraldas.

La madrugada del viernes 1, un niño de 12 años murió por impactos de bala mientras se encontraba en su cama, al parecer por delincuentes que robaban en la casa de su abuela, en el barrio Nueva Esperanza, ribera del río Esmeraldas.

La gobernadora Tania Obando, quien días atrás había considerado que el estado de excepción no era necesario ampliarlo, el domingo refirió que se lo solicitaría nuevamente por algunos delitos puntuales que aún se mantienen.

Publicidad

Las muertes violentas en Guayas, Samborondón y Durán bajaron 13 % durante los dos meses de estado de excepción, según balance policial

Los ciudadanos y comerciantes dicen estar a expensas de extorsiones y amenazas de las que incluso son objeto autoridades o exautoridades. Al alcalde de Muisne por tres ocasiones le exigieron el pago de dinero. A funcionarios también les exigen dinero.

Desde finales de abril hasta finales de junio, la Policía Nacional reportó casi 600 detenidos en Esmeraldas. Foto: El Universo

Gran parte de los sucesos violentos se han cometido en motos, por eso las autoridades han exigido controles en las calles. El Municipio de Esmeraldas aplicó la ordenanza para el transporte en moto. La disposición, sin embargo, no es acatada por los motociclistas.

El Municipio anunció la instalación de 80 cámaras de videovigilancia conectadas al ECU911 para ayudar a mejorar los controles. El alcalde Silvio Burbano exhortó a que el Gobierno genere oportunidades para los jóvenes sin empleo, educación superior y deportes.

Los ciudadanos insisten en que el estado de excepción continúe porque el transporte, turismo, actividades comerciales son los más afectados por la delincuencia. (I)