Publicidad

En Ambato y Babahoyo genera temor el traslado de reclusos desde la cárcel Regional de Guayaquil

El SNAI dispuso el traslado de alrededor de 200 reclusos de la prisión de Guayaquil a distinos reclusorios del país.

AMBATO. Policías y militares resguardan las inmediaciones del Centro de Rehabilitación Social de la capital tungurahuense. Foto: Wilson Pinto

Familiares de personas privadas de libertad (PPL) de los Centros de Rehabilitación Social de Ambato y Babahoyo, así como dueños de locales comerciales y pobladores del sector donde están ubicados los reclusorios, mostraron su preocupación por el traslado de internos desde el Centro de Privación de Libertad Zonal 8, ubicado en Guayaquil.

Las autoridades del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador dispusieron la derivación de más de 200 reclusos de las cárceles de Guayaquil, Cuenca y Latacunga, hacia otras prisiones del país. En las cuatro cárceles de esas localidades se contabilizaron al menos 80 personas asesinadas durante amotinamientos simultáneos.

“Tengo temor porque la cárcel no es tan segura porque incluso en alguna ocasión ha habido intentos de fuga, ahora esperamos que haya más resguardo policial y militar para evitar cualquier situación, con el fin de que quienes vivimos o tenemos un negocio nos sintamos más seguros”, manifestó una persona que tiene un restaurante en la zona del Centro de Rehabilitación Social de la capital tungurahuense.

María M. comentó que su esposo se encuentra hace pocas semanas en la prisión ambateña y ante la llegada de privados de libertad tiene temor. Ella se acercó a intentar saber algo de la situación porque dice que su cónyuge le ha contado que hay pocos guías penitenciarios para resguardar a los internos. Por esa razón pide que se aumente el resguardo en el interior del centro de rehabilitación.

Publicidad

La gobernadora de Tungurahua, Gabriela Rodríguez, comentó que se solicitó a la Policía Nacional y a las Fuerzas Armadas que se refuerce la seguridad y al director de la cárcel, Carlos Manzano, la información de cómo van a ser ubicados los reos que llegaron y cómo se encuentran las seguridades internas del reclusorio

Informó que antes de la pandemia había alrededor de 650 PPL, lo que sobrepasa la capacidad con alrededor de 80 personas, pero no existían inconvenientes en alimentación ni en la estructura para atender a los internos.

Explicó que lo importante es que se mantenga la tranquilidad del lugar, porque es conocido que en el CRSA si bien ha habido algunos inconvenientes, pero no se ha registrado en la magnitud que se evidenció en otros centros penitenciarios.

No obstante, el prefecto de Tungurahua, calificó como lamentable el traslado de 39 PPL a la cárcel de Ambato. Argumentó que esta decisión agravará el hacinamiento que no es solo de esta cárcel sino también en otras del país.

Dijo que solicitará de manera inmediata que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial analice el tema con el fin de adoptar medidas para evitar que pasen desmanes como los que se registraron entre el martes y miércoles pasado en Guayaquil, Cuenca y Latacunga.

Reclamos en Babahoyo

Publicidad

Por su parte, el alcalde de Babahoyo, Carlos German, manifestó que la cárcel del cantón no presta en su nivel de infraestructura las condiciones de seguridad suficientes para controlar algunos desmanes que se puedan presentar, así como tampoco se podría salvaguardar a tiempo la integridad física de las PPL que se encuentran en el reclusorio.

La noche del último jueves llegó un bus con al menos una treintena de reos provenientes del Centro Regional de Guayaquil. Familiares de reclusos expresaron su temor por el traslado.

El jefe de la Policía del Distrito Babahoyo, Patricio Naranjo, refirió que se efectuaron los medios logísticos en la parte externa del centro carcelario.

Son cerca de 300 las PPL que ocupan la cárcel de Babahoyo, pero su capacidad es de solo 113 personas, indicaron las autoridades.

“Estamos sumamente preocupados por el rumor del trasladados de más PPL a la cárcel de Babahoyo, ya existe un hacinamiento en este sitio, son más de 200 presos los que están demás en esta cárcel, hemos visto lo que ha acontecido hasta el momento en las cárceles de mayor contingente de seguridad tanto militar y policial y así no se ha podido controlar los incidentes”, dijo el alcalde, al pedir a las autoridades que reconsideren la media.

Personal del Grupo de Fuerzas Especiales 26 Cenepa también resguarda los exteriores de esta cárcel, ya que con el pasar de las horas cada vez es más la presencia de familiares de los reos, ante el rumor de los traslados.

Por otra parte, en la cárcel de Quevedo se han colocado vallas de protección y existe la presencia de personal policial y militares en su exterior. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Comparte este artículo

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Lo último

Publicidad