En primera instancia se informó sobre la reactivación de los 28,7 kilómetros que forman parte del característico paseo dominical, en Quito. Sin embargo, por los trabajos de limpieza y recuperación de zonas afectadas por las manifestaciones del paro nacional convocado por el movimiento indígena, que duró 18 días, se decidió mantener suspendido este domingo 3 de julio.

Las movilizaciones llegaron a su fin tras un acuerdo con el Gobierno, el jueves 30 de junio. Desde ahí inició una etapa de recuperación de parques, mobiliario y vías. La municipalidad analiza reactivar a partir del 10 de julio esta actividad que restringe ciertas avenidas para los automotores y los destina para ciclistas, atletas, caminantes con mascotas y otros tipos de movilidad alternativa. Los vehículos no pueden circular por esta ruta que se inicia en la avenida Galo Plaza Laso, en el norte, pasa por la calle Amazonas y llega al parque lineal, en el sur de la ciudad.

Los ciudadanos suelen acudir en buen número, aprovechando los carriles exclusivos para hacer deporte. Esta actividad, que se realiza desde hace 19 años, sirve para que las familias se distraigan con sus mascotas y recorran la capital.

Más de $ 2 millones representan los daños materiales que provocó el paro indígena en Quito

En la capital, los parques metropolitanos también volvieron a su horario de atención normal. De 06:00 a 18:00.

Publicidad

Daniel Reyes vive en el norte de Quito, él comentó que el anterior fin de semana salió al parque Bicentenario (antiguo aeropuerto Mariscal Sucre), pero que lo hizo con miedo, por las manifestaciones que se desarrollaban en la ciudad. “Sí nos afecta cada vez que cierran el paseo dominical, en especial para los que ya tenemos una rutina de ejercicio aquí”, puntualizó.

El ciudadano de 34 años aseguró que acude en su bicicleta desde hace cuatro años, que cruza la ciudad, hasta el sur, visita a sus primos y regresa a su casa en la tarde. Este fin de semana tendrá que seguir esperando.

Este recorrido también permite la visita de los deportistas al centro histórico, lugar que los fines de semana mantiene algunas calles para uso peatonal.

De esta manera se intentará recuperar económicamente al sector que estuvo cerrado por 18 días, pues fue el epicentro de los enfrentamientos entre manifestantes, policías y militares. (I)