Autoridades del Sistema Integrado de Seguridad ECU911 se pronunciaron luego de una denuncia ciudadana que reclamaba haber sido víctimas de filtración de información privada en medio de una emergencia.

El hecho se registró en el norte de Quito, el pasado 1 de mayo. Isabel, Eduardo y Marcela Alvarado perdieron a su madre, sin embargo, cuando encontraron a la mujer caída en el piso de su casa se comunicaron de urgencia con la línea 911.

‘Nunca llegó la ambulancia, pero sí vendedores de funerarias; no sabemos de dónde se enteraron si nosotros teníamos la esperanza de que mi madre siga con vida’

La ambulancia no llegó, pero 28 minutos después del primer llamado empezaron a recibir llamadas y visitas de vendedores de empresas funerarias, los mismos que fueron desalojados ante la desesperación de los ciudadanos por la emergencia.

Publicidad

Este Diario solicitó una vocería desde el ECU911, pero no hubo respuesta. La tarde del viernes 17 de mayo la entidad difundió un comunicado. En el mismo sostienen que se ha puesto en conocimiento de la autoridad competente para que realice la respectiva investigación, ante una presunta filtración de información.

Piloto de aeronave siniestrada en Amazonía murió, pero ocupante fue hallado vivo

“Queremos dejar claro que tales acciones son contrarias a nuestros valores fundamentales de integridad y respeto por los demás, estamos predispuestos a colaborar, entregar toda la información que nos sea solicitada”, dice el texto.

Además, instaron a los ciudadanos que hayan sido víctimas de estas prácticas para que presenten la respectiva denuncia. Esto con el fin de conocer más casos registrados y colaborar con la investigación ante posibles casos de corrupción.

Publicidad

Bomberos localizaron cadáveres de dos personas que cayeron en vehículo a río Yaguachi

“En momentos de pérdida, las familias merecen respeto y honestidad. Nos comprometemos a realizar todo lo posible para asegurar que así sea”, finaliza el comunicado.

Desde la familia Alvarado se informó a este Diario que están terminando el escrito que ingresarán a las autoridades con la cronología exacta y números desde los que recibieron las comunicaciones. (I)