Dieciséis provincias del país cumplieron con el segundo fin de semana de restricción de movilidad absoluta, en el marco del estado de excepción que rige en esas jurisdicciones como una medida para contrarrestar los contagios de coronavirus.

Así, de lunes a jueves en estas provincias hay toque de queda entre las 20:00 y 05:00, mientras que desde las 20:00 del viernes la restricción se aplica hasta las 05:00 del lunes.

Hasta ayer, el Ministerio de Salud Pública (MSP) reportó 387.299 casos confirmados de COVID-19 en Ecuador.

Durante el fin de semana se ejecutaron varios operativos de control para verificar el cumplimiento de las disposiciones del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) nacional.

Publicidad

Casos de coronavirus en Ecuador, al domingo 2 de mayo: 387.299 confirmados y 18.740 fallecidos

En Loja, en la parroquia Chuquiribamba se ejecutaron acciones conjuntas entre Tenencia Política, Policía Nacional, Fuerzas Armadas, Unidad de Control Operativa de Tránsito y COE cantonal.

Según reportó la periodista Marcela Constante en redes sociales, siete personas de nacionalidad venezolana fueron aprehendidas por incumplimiento del toque de queda, en su vivienda se hallaron bebidas alcohólicas. En otro sector, tres personas fueron encontradas bebiendo en un establecimiento educativo.

La mañana y tarde de este domingo las calles estuvieron más desoladas que el sábado.

Los taxis y motorizados que entregaban pedidos a domicilio fueron los que circularon, mucho más al mediodía.

Casa de citas clandestina clausurada, decomiso de armas y desalojo de libadores durante segundo fin de semana de confinamiento absoluto en Guayaquil

Las farmacias estuvieron abiertas recibiendo pedidos y despachando especialmente bajo la modalidad de reparto a domicilio.

En Santo Domingo de los Tsáchilas, las inmediaciones del hospital regional Gustavo Domínguez fueron el lugar seleccionado para que catorce personas, incluida una mujer, realicen labor comunitaria por irrespetar entre este viernes y sábado el estado de excepción focalizado.

Publicidad

Hasta el lugar fueron llevados en un bus del Cuerpo de Bomberos, pasadas las 16:00. Antes de iniciar sus labores, el primer jefe del Cuerpo de Bomberos, Juan Carlos Nevárez, les recordó a los sancionados la obligación de estar en casa y que las autoridades hacen cumplir el decreto gubernamental.

Indicó a los presentes que en los exteriores del sanatorio y de las funerarias se observa la presencia de familiares que esperan recuperar a los enfermos o sacarlos muertos por causa de la pandemia.

”Estamos trabajando por su seguridad, y algunos ciudadanos como ustedes incumplen el toque de queda. Repliquen a los demás ciudadanos las sanciones en caso de irrespetar el confinamiento obligatorio en casa”, expresó en tono enérgico el jefe bomberil.

Algunos de los aprehendidos trataron de justificar que la detención no fue procedente, porque estaban realizando labores o dirigiéndose a sus hogares.

Un informe de la Gobernación de Santo Domingo de los Tsáchilas reportó la detención de dos personas por no acatar el toque de queda, la clausura de un establecimiento por expender bebidas alcohólicas, intervención en una fiesta clandestina donde había unas 30 personas, en el primer día de la segunda semana de toque de queda.

Walter Alulema, director municipal de Seguridad Ciudadana, hizo la entrega de herramientas de trabajo y escobas, para la limpieza del perímetro asignado para la labor comunitaria que cumplieron los infractores.

Mientras, en la ciudad de Esmeraldas, capital de la provincia del mismo nombre, la gobernadora Cecilia Angulo y autoridades de control recorrieron el sábado el balneario de Las Palmas y los barrios periféricos explicando las restricciones de movilidad para las personas y automotores.

Un informe ECU-911 detalló que el incumplimiento en esta segunda semana se debió a actividades deportivas, libadores y fiesteros, según alertas ciudadanas e informes de cámaras de videovigilancia. (I)