Portoviejo

Un servidor judicial de la provincia de Manabí fue destituido de su cargo luego de una indagación realizada por el Consejo de la Judicatura (CJ) por una denuncia sobre un supuesto pedido de dinero a dos personas.

En la indagación se determinó que el exfuncionario habría solicitado $ 200 a dos mujeres para presuntamente ayudarles con el trámite de prelibertad de los esposos de ellas, en diciembre del año pasado.

Tras las denuncias, el pleno del CJ, en sesión ordinaria realizada este miércoles 12 de mayo, destituyó al servidor de la Función Judicial.

En la cita presidida por María del Carmen Maldonado, presidenta del organismo, las autoridades resolvieron la destitución del gestor de Archivo de la Unidad Judicial Penal del cantón Portoviejo, Carlos I., quien supuestamente solicitó el monto a las dos usuarias, según indicó la Judicatura en un comunicado.

Este hecho se configura en la infracción disciplinaria prevista en el numeral 11 del artículo 109 del Código Orgánico de la Función Judicial (COFJ). “Solicitar o recibir préstamos en dinero u otros bienes, favores o servicios, que por sus características pongan en tela de juicio la imparcialidad del servidor de la Función Judicial en el servicio que le corresponde prestar”, señala el cuerpo legal.

Por otra parte, el acusado es investigado por el presunto delito de concusión, señaló la Judicatura. (I)