A partir del 2 de diciembre, todos los funcionarios público que trabajan de manera presencial deben presentar el certificado o carnet de vacunación contra el coronavirus, con el esquema completo. Esta es una de las resoluciones adoptadas por el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), el 30 de noviembre, para mitigar los riesgos de contagio de la nueva variante ómicron del COVID-19.

Para el efecto, el COE dispuso al Ministerio de Trabajo que emita la normativa correspondiente para que todas las instituciones públicas del Ejecutivo soliciten el documento a los empleados.

Los funcionarios que no estén vacunados con las dosis completas pasarán al teletrabajo. La resolución permite que la máxima autoridad de cada institución pueda establecer excepciones, en función de garantizar la prestación de los servicios públicos.

Además, el COE exhortó a que todas las dependencias de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD), entidades autónomas y demás instituciones del sector público y privado, a fomentar la seguridad de su personal respecto a los planes de vacunación.

El 29 de noviembre, el presidente de la República, Guillermo Lasso, anunció ocho medidas frente a la variante ómicron del COVID-19, entre las cuales está que para todo edificio del sector público será obligatoria la presentación de certificados de vacunación completos. Lasso exhortó a que lo mismo se replique en cines, teatros, bares, discotecas, estadios, centros comerciales o afines. (I)