En octubre del 2020, cuatro habitantes de la parroquia Gualel, en el norte de Loja, fueron detenidos y acusados del presunto delito de resistencia, mientras impedían que se instale una empresa minera en el sector Fierro Urco, lo que generó rechazo en la comunidad.

Este miércoles 23, y luego de casi ocho meses del hecho, la jueza Jenny Jaramillo emitió la declaración de inocencia para los cuatro implicados en el hecho.

Según la defensa de los comuneros, la jueza consideró que los argumentos planteados en su contra por parte de Pablo Jaramillo, fiscal del caso, no fueron suficientes para llamarlos a juicio.

Por ende, los cuatro procesados consiguieron que se ratifique su inocencia, descartándose también la posibilidad de que se vincule a diez ciudadanos más en el proceso, como solicitaba la Fiscalía.

Publicidad

Tras una caminata de 91 kilómetros, decenas de habitantes de la parroquia Gualel llegaron hasta Loja la tarde del martes para solicitar al gobernador Mario Mancino que se intervenga en la lucha que llevan adelante en contra de la minería.

Incluso, los comuneros que forman parte del colectivo de defensores por el agua pernoctaron en los exteriores de la Gobernación para tener audiencia con el representante del Ejecutivo.

Quienes apoyaban a los cuatro comuneros acusados llegaron desde las parroquias Chuquiribamba, El Cisne, Vilcabamba e incluso de zonas en la parte alta de la provincia de El Oro.

Este miércoles, los protestantes acudieron a los exteriores de la Unidad Judicial Penal de Loja, donde se desarrolló la audiencia de preparación para llamamiento a juicio.

En sus primeras intervenciones, los esposos Jovita Curipoma y Juanito Angamarca (implicados en el caso) argumentaron que “por defender el agua no son delincuentes”. Señalaron que su lucha contra la actividad minera no terminará, pues quieren que no exista actividad minera en Fierro Urco, para que no se contamine la principal fuente de agua.

Cerca de las 13:30, casi tres horas después de que se inició la diligencia, los cuatro pobladores de Gualel abandonaron las instalaciones de la Unidad Judicial Penal de Loja en compañía de sus abogados, quienes levantando las manos anunciaron que la decisión de la jueza Jaramillo se resolvió a su favor, ratificando su inocencia y dejando sin efecto la acusación en su contra, así como el planteamiento de vincular a diez personas más al proceso.

El excandidato a la Presidencia de la República Yaku Pérez auspició la defensa de Jovita Curipoma. Aclaró que la inocencia de las cuatro personas se declaró solo en el proceso por el delito de ataque y resistencia, pues aún se mantiene la causa por daño a bien ajeno propiciado por la empresa minera denunciante.

Marco Romero, otro de los abogados de los comuneros, adelantó que en el proceso de daño a bien ajeno también demostrarán la inocencia de los acusados y esperarán que la jueza y la Fiscalía se pronuncien, porque también esperan que se dé una audiencia en la que quieren vincular a diez personas más en la investigación por ese delito. (I)