Ambato

Del 3 al 27 de agosto las autoridades provinciales de Tungurahua recorrerán las 44 parroquias rurales para que la ciudadanía indique las obras que desea sean priorizadas con los recursos del presupuesto participativo.

Para ello, el gobierno provincial dispone de $ 5,8 millones, tanto para las parroquias como para los nueve municipios.

Publicidad

Luis Cuji, coordinador de Presupuesto Participativo del Gobierno Provincial de Tungurahua, informó que a más de esta línea de trabajo interinstitucional existen programas como el fondo de manejo de páramos con más de $ 3 millones y el fideicomiso del fondo de manejo de páramos y lucha contra la pobreza con alrededor de $ 400.000 anuales.

Añadió que eso significa que las áreas de producción, hídrica y vialidad tienen sus propios sistemas de prevención para hacer frente a las eventualidades que se produzcan, como sucedió el año anterior con problemas con el río Ambato a consecuencia del fuerte temporal.

Presupuesto participativo atenderá obras ante el fenómeno de El Niño

Además, en el interior del Gobierno Provincial la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) prepara un plan para solventar los estragos del fenómeno de El Niño en la provincia de Tungurahua.

Publicidad

Cuji hizo el llamado a los presidentes de las juntas parroquiales de Tungurahua para que se motiven a no considerar solo el tema de la infraestructura vial dentro del presupuesto participativo, sino también cómo prevenir lo que pudiera pasar con el temporal, sea con capacitación o formación para que la ciudadanía esté enterada de los posibles problemas que se tengan con el fenómeno de El Niño.

Informó que el presupuesto participativo distribuye entre $ 70.000 y $ 130.000 a cada parroquia rural, dependiendo de factores como la densidad poblacional y necesidades insatisfechas. El mayor porcentaje se utiliza en mejoramiento o construcción de nuevas vías.

Publicidad

Un padre inició acciones legales por presunta mala práctica médica que terminó con la vida de hija de 15 años en Ambato

Denominador común

El prefecto de Tungurahua, Manuel Caizabanda, hizo un llamado para que las unidades de Gestión de Riesgo de los municipios también hagan ese acompañamiento, pues los efectos del fenómeno de El Niño no solo se sienten en el área rural.

“Debemos organizarnos, planificar en cada uno de los sectores, porque si bien el fenómeno de El Niño en Tungurahua no va a ser como en otras partes, hay que tomar en cuenta que en cada jurisdicción hay vulnerabilidades, muchos riesgos, porque en junio del 2019 y julio del 2022 tuvimos emergencias graves por las lluvias. Colapsaron puentes, sistemas de agua, sistemas de alcantarillado y vías rurales”, añadió el funcionario.

En Tungurahua se ejecutan trabajos de remoción de escombros y dragado en zonas afectadas por las lluvias; se ha recuperado alrededor del 60 % de la conectividad vial

Refirió que por lo tanto en la planificación con Gestión de Riesgos se tienen que priorizar los pocos recursos económicos disponibles, considerando obras para minimizar los efectos del temporal por el fenómeno de El Niño. (I)