Tras el anuncio del Gobierno de que, a mediados de octubre, se empezará a vacunar contra el coronavirus a niños de entre 5 y 11 años, este Diario se contactó con médicos pediátricos para solicitarles que den sugerencias de lo que se debe tomar en cuenta antes, durante y después de la vacunación; mientras algunos consideran que aún falta evidencia científica sobre el tema, otros recomiendan tomar en cuenta algunos aspectos.

Ximena Garzón: Vamos a comenzar a vacunar contra el COVID-19 a partir de los 5 años desde mediados de octubre

Para Paúl Moscoso, médico pediatra, es muy importante que se incluya a los niños de entre 5 y 11 años porque con las nuevas variantes del coronavirus son un grupo de la población que eventualmente podría contagiarse.

Según Fernando Aguinaga, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría filial Pichincha, habría que esperar un poco de tiempo a fin de conocer los resultados de la aplicación de la vacuna en otros países.

ANTES

Publicidad

Para Moscoso, es importante vacunar a los niños cuando se encuentren sanos, dado que por su edad suelen tener algunas afecciones virales que son normales.

A criterio de Aguinaga, deben ser niños que cuenten con un certificado médico de que se encuentran sanos, además de saber cómo están las otras vacunas y hace cuánto tiempo las recibieron.

DURANTE

Acompañar a sus hijos para que no se pongan nerviosos, les ofrezcan tranquilidad y les expliquen la importancia de que sean vacunados. “La gran mayoría de niños han pasado confinados durante este tiempo y saben lo complicado que ha sido (...) Hay que hablar con ellos, explicándoles que el mecanismo para acabar con esta pandemia (...), que ellos vuelvan con seguridad a estar a una vida normal, es vacunándonos”, agregó Moscoso.

DESPUÉS

Hacer que los niños hagan reposo y en general hidratarlos bien y esperar a que cedan los efectos secundarios que son pasajeros y que podrían darse, como dolor en el lugar donde se coloca la inyección, dolor de cabeza, dolor muscular, un poco de fiebre; a veces, añadió Moscoso, si es necesario consultar con el médico pediatra, si es que hay mucha fiebre, para que les receten un antitérmico como un paracetamol.

En teoría, de acuerdo con Aguinaga, no debería haber efectos adversos importantes y los beneficios deberían ser muy buenos para este grupo porque su respuesta inmunitaria da muchas ventajas.

No se sabe aún cuáles serían las reacciones en ese grupo etario, pero generalmente las recomendaciones son darle paracetamol, un baño con agua tibia o una compresa de agua fría en el sitio del pinchazo, añadió Aguinaga. (I)