Iniciar el año con ropa nueva. Gladys, quien pidió mantener su apellido bajo reserva, viste a sus dos hijos con ropa nueva cada inicio de año, así reciben con mentalidad nueva y con sueños renovados, según su tradición.

La mañana de este 1 de enero de 2024 Quito amaneció con un cielo parcialmente nublado. Las calles estaban desoladas, la mayoría de locales cerrados, en algunos lugares el vestigio de lo que fue un monigote quemado formaba una sombra negra sobre el pavimento.

En las parroquias rurales aledañas a la capital todavía se escuchaba una esporádica explosión de pirotecnia.

Publicidad

¿Qué esperan los quiteños para el 2024? Esto dicen los ciudadanos en las calles

Jorge Casagualpa sabe que este día no se cocina en su casa. El quiteño junto con su esposa e hijos salieron a comer mariscos, luego visitarían un parque de la capital, tienen que aprovechar que el padre tuvo libre en su trabajo este lunes.

Esta tradición la trae desde su niñez, Jorge recordó que sus padres hacían lo mismo, aunque no contaban con muchos recursos económicos, esa era la característica de cada año nuevo.

Varios de los parques tuvieron visitantes, también las calles del centro histórico y balnearios de la ciudad.

Publicidad

Miles de ciudadanos llegaron al festival de fin de año en Quito

Otras familias aprovecharon para comer el “calentadito”, lo que quedó de la cena de fin de año, muchos ciudadanos aseguran que prefieren este plato porque el sabor es más concentrado y delicioso.

Las familias se recuperan de la resaca del abrazo de Fin de Año y se reúnen.

Publicidad

Este lunes fue el primer feriado del 2024, desde el martes 2 se reanudará la jornada laboral, y los niños y jóvenes también regresarán a clases. (I)