Los militares continúan con los operativos en el sector de Yutzupino, en Napo, donde se ha detectado un daño ambiental por extracción aurífera en la zona. Los uniformados comenzaron el fin de semana una intervención contra la minería ilegal.

Personas que llegaron de otras provincias a trabajar en esa zona comenzaron a retirarse del sitio ante la presencia de uniformados.

Funcionarios del Ministerio de Gobierno, Ministerio del Ambiente y Fiscalía se mantienen en la zona para constatar el retiro de maquinaria que aparentemente realizaba actividades mineras. Las autoridades indican que en la zona había más de cincuenta maquinarias.

Publicidad

La reacción gubernamental se dio tras reclamos de la población, que días atrás advirtió que se estaba trabajando en la actividad minera de manera ilegal y eso estaba afectando a las cuencas hídricas de la Amazonía.

El fin de semana, la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, y el ministro de Defensa, Luis Hernández, acudieron también al sitio. En la zona se habían desplegado 1.600 uniformados tanto de las Fuerzas Armadas como de la Policía.

Los moradores de la comunidad habían denunciado que se estaban extrayendo unos 500 gramos de oro al día, que podrían representar unos 25.000 dólares diarios. La actividad se estima que llevaba unos seis meses.

Publicidad

En los últimos días se había realizado una marcha en Napo para frenar la actividad minera, pues se advertía una devastación.

Vela indicó que dialogaron con los habitantes para llegar a acuerdos y que el operativo tenía como objetivo impedir que se realice minería ilegal.

Publicidad

“Las maquinarias se han retirado del lugar y restablecer el control sobre el territorio, este es el primer paso”, añadió.

Fausto Salinas, director de Seguridad Ciudadana de la Policía, aclaró que desde las 05:00 del domingo no hubo incidentes en la parte interna y que solo hubo un altercado ya que la ciudadanía pretendía ingresar y recuperar bienes. Un vehículo fue afectado en el parabrisas.

El oficial indicó que se iban a realizar 16 allanamientos en viviendas como parte de las diligencias. También se realizaban otros vuelos para detectar más sitios intervenidos por la minería ilegal.

La ministra Vela indicó que llevarán acciones legales a través de la Fiscalía General para continuar con la segunda fase de intervención.

Publicidad

“El objetivo del Gobierno es garantizar el respeto a la naturaleza, que se mantenga el río en buen estado, que exista agua limpia para todos, con el fin de que no haya envenenamiento y daño a la salud de los habitantes”, aclaró Vela.

En redes sociales, activistas y habitantes que utilizan el río Yutzupino reportan que hubo enfrentamientos y que los desalojados dañaron varios vehículos militares.

También denunciaron una supuesta fuga de información, puesto que algunos mineros comenzaron a sacar sus maquinarias en la noche y en la madrugada, antes de que los militares ingresaran a la zona. Ellos piden que la Fiscalía actúe de oficio y de inmediato.

Ecologistas, habitantes y defensores de los derechos de la naturaleza han denunciado desde hace algún tiempo los daños que estaría dejando la minería en los ríos o cuencas hídricas de la zona. (I)