LOJA

Alrededor de las 09:00 de este lunes, 16 de mayo, un grupo de vendedores ambulantes protagonizó incidentes con agentes de control municipal cuando pretendían ingresar al denominado canchón de la parte posterior del mercado Centro Comercial, en Loja.

En medio de los incidentes, uno de los ambulantes debió ser trasladado al hospital Isidro Ayora, en donde se confirmó su fallecimiento. Inicialmente se consideraba que había resultado afectado por una agresión.

Luis Enrique Aguilera Suquilanda era uno de los vendedores ambulantes del que se presumía había recibido un golpe contundente. Supuestamente fue golpeado “con tolete de hierro de parte de un uniformado de los municipales”, según los dirigentes de los comerciantes informales.

Publicidad

El agente fue retenido por la Policía Nacional y otro se retiró del sitio, dijeron los informales.

Fuentes del hospital Isidro Ayora indicaron que aún habría que esperar los resultados de la autopsia, ya que hay también la versión de que el ahora occiso se habría desmayado por problemas respiratorios y posteriormente fue llevado al hospital.

En videos recolectados minutos más tarde en los alrededores del mercado Centro Comercial se observa cómo el hombre camina varios metros y se desploma, descartándose alguna agresión o represión por parte de la Policía Nacional.

Policía decomisó droga y armas blancas en la cárcel de Loja

Carlos Gines, dirigente de los vendedores informales, quien fue apresado la madrugada del jueves en un allanamiento que se realizó contra su domicilio y fue puesto a órdenes de la Fiscalía por el presunto delito de evasión de impuestos, expresó su malestar por la muerte del compañero de labores y además pidió mejor trato por parte de los agentes metropolitanos.

Publicidad

Él encabezó posteriormente una marcha y se dirigió a los exteriores del Municipio de Loja para exigir explicaciones a las autoridades, entre ellos a la alcaldesa Patricia Picoita y al jefe de los agentes de control municipal, Fabián López.

En los exteriores del edificio municipal, el jefe de Policía en Loja, el coronel Richard Vaca, trató de tranquilizar a los manifestantes. “Una muerte es un tema netamente penal que no tiene nada que ver con este relajo”, dijo la autoridad policial.

El encuentro con autoridades no se dio y los informales se trasladaron hasta el mercado Centro Comercial, en donde obligaron a propietarios de locales adjudicados a cerrar sus puertas y no atender al público.

Luego de ello, el número de agentes de control municipal, Policía Nacional y Fuerzas Armadas se incrementó en los alrededores del mercado Centro Comercial.

Publicidad

La Municipalidad ordenó el pasado jueves el cierre de este canchón e impedir el acceso a los vendedores ambulantes, que han permanecido en el lugar desde hace varios años.

Según la Dirección de Higiene de la municipalidad lojana, el cierre se dio por recomendación de la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), ya que en el sitio, que en un principio fue diseñado para la carga y descarga de productos, se expendían alimentos de primera necesidad en condiciones insalubres.

La autoridad municipal invitó a los ambulantes a ocupar el tercer piso del mercado Centro Comercial y locales desocupados de otros mercados; sin embargo, la resistencia persiste en los informales. (I)