El rumano Adrián S., de 30 años de edad, está ingresado desde la noche del último martes en el Centro de Rehabilitación Social de Ambato (CRSA) donde espera que se fije el día y la hora de la audiencia de juzgamiento al ser el principal sospechoso de la muerte de los hermanos Chagmana Moposita, de 14 y 10 años, hecho que causó conmoción en la población el 13 de diciembre de 2019.

El capitán Paulo Viteri, jefe de la Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased) de Tungurahua, comentó que personal especializado de esta unidad policial se trasladó el martes a Quito con el fin de cumplir la orden judicial emitida por Geovanny Borja Martínez, juez de la Unidad Penal de Ambato, respecto al traslado del ciudadano rumano desde el centro de privación provisional de libertad El Inca al CRSA.

Comentó que desde el juzgado de la Unidad Penal se deberá notificar la reanudación de la etapa de juicio.

Recordó que luego del hecho suscitado en el sector El Ollero, en la parroquia San Bartolomé de Pinllo, las labores investigativas por parte de personal de la Dinased permitieron localizar al presunto autor del hecho de nacionalidad rumana, que huyó hasta el Perú. Luego de la emisión de una notificación roja a nivel mundial y en coordinación con la Interpol se pudo dar con el ciudadano en el vecino país.

Publicidad

Viteri manifestó que Adrián S. no quiere emitir ninguna versión con relación a lo que sucedió ese día, que solo advierte que quiso robar en la casa de los padres de los menores donde estuvo trabajando en tareas de cambios de piso.

Sobre el ciudadano extranjero, indicó que estuvo en Ambato hace dos años antes de cometer el doble asesinato, se dedicaba a las labores de carpintería y pintura, además de que aparentemente tenía una pareja sentimental y no tenía ningún antecedente ni en el país ni en Rumania.

Muerte de joven por aparente robo

Este miércoles se informó que en el hospital San Inés falleció una joven de 26 años que recibió un disparo en la cabeza mientras se encontraba con unos amigos en el cerro El Casigana. El hecho ocurrió cuando aparentemente ellos iban a ser asaltados el sábado anterior.

Según el jefe de la Dinased en Tungurahua, cerca de las 23:30 de ese día, luego de recibir la alerta a través del ECU911, el personal de la entidad se trasladó al hospital donde se informó que había ingresado una persona herida con arma de fuego.

“Uno de ellos comienza a forcejear con los que querían robarles, luego se escuchan tres detonaciones, una de las que impacta en la cabeza, a la altura del hueso parietal de la chica, luego de lo cual es trasladada por los mismos amigos hasta el hospital Santa Inés”, informó sobre lo recabado a través de allegados de la víctima.

La muerte al tratarse por un móvil de robo es investigada por personal de la Policía Judicial de Tungurahua. (I)