Más de 300 personas pertenecientes a varias instituciones locales y nacionales realizaron este sábado un operativo en el centro histórico de Quito para recuperar el espacio público.

De acuerdo con el municipio capitalino, participaron, entre otras entidades, la Policía Nacional, la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, la Agencia Metropolitana de Control (AMC), Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), Secretaría de Inclusión Social, Patronato Municipal San José.

Alcalde de Quito Santiago Guarderas se reunió con la ministra de Gobierno Alexandra Vela para lanzar el proyecto Rayo de Quito

En total, según la Secretaría de Seguridad y Gobernabilidad, hubo 380 uniformados del cabildo quiteño y del Gobierno, en el inicio de los operativos de intervención en el centro histórico a fin de ejercer el efectivo control del espacio público.

La intervención responde a un plan de cinco ejes: control documental y físico de comerciantes autónomos, asistencia a personas en situación de calle, prevención social y situación del delito, fortalecimiento de factores protectores para el turismo nacional e internacional y comunicación estratégica, informó el Municipio de Quito.

Se priorizaron los límites comprendidos entre las calles Imbabura, Esmeraldas, bulevar 24 de Mayo y Flores.

Entre los resultados del operativo constan la aprehensión de una persona que presumiblemente amedrentaba a la ciudadanía con un arma blanca y el decomiso de cigarrillos de contrabando.

También se hizo una verificación de los permisos de funcionamiento en locales comerciales, socialización de las medidas de bioseguridad y del uso adecuado de la mascarilla.

Jaime Villacreses, supervisor de la AMC, informó que han identificado varios problemas que tiene el centro histórico, como el consumo de licor, actividades comerciales en establecimientos que no tienen la Licencia Única de Actividades Económicas (LUAE) o que hacen mal uso de ella, como por ejemplo, que algunos locales tienen actividad de comercialización de ropa pero también venden comida.

Para Daniela Valarezo, secretaria de Seguridad y Gobernabilidad del cabildo quiteño, el problema de desorden en el centro de Quito no se soluciona en una semana y ameritará el esfuerzo de todos.