Cubiertos con mascarillas y visores para evitar complicaciones por la ceniza del volcán Sangay que cayó este jueves en diez cantones de Chimborazo, la mañana de este viernes centenares de ciudadanos con escobas y palas realizaron una minga para limpiar el material volcánico de calles, avenidas, veredas, patios, techos y viviendas.

Luisa Loza, gobernadora de Chimborazo, comentó que por la permanente actividad del volcán se mantiene la alerta amarilla en la provincia. Además, dijo, también se ejecuta el plan de contingencia que tienen desde septiembre del año anterior, cuando se registró el primer evento (de caída de ceniza).

A través de contacto telefónico con este Diario, la también presidenta del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial, indicó que el jueves se adoptaron medidas como la suspensión de las actividades de los sectores públicos y privados, con el fin de precautelar la salud de la población y evitar que el sistema de salud de local se abarrote considerando que por la pandemia del COVID-19 trabaja a toda capacidad.

Riobamba y otras localidades de Chimborazo, en oscuridad hasta las 08:00 por caída de ceniza; la columna avanza a Guayas y Manabí

Contó que las actividades públicas se mantuvieron suspendidas este viernes, que los servidores por alrededor de dos horas se unieron a la minga en sus instituciones luego de lo cual se retiraron a sus casas. Mientras, dijo, se exhortó al sector privado para que se sume dependiendo de la realidad de cada empresa.

Publicidad

Comentó que de los diez cantones de Chimborazo; Riobamba, Guano y Chambo fueron los más afectados por la caída de ceniza. Las mesas de trabajo, agregó, identificaron las necesidades y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) comenzó con la entrega de alimentos para los animales.

Esto, tomando en cuenta que las principales actividades de la población de la provincia son la agricultura y ganadería, la que ha sido afectada en alrededor del 60%.

Loza informó que el COE provincial declaró en emergencia al sector agropecuario, que cada COE cantonal tiene la potestad de hacer lo mismo según la realidad que vive porque la capacidad de respuesta para atender la afectación rebasa la capacidad que hay, por ejemplo, en cantones pequeños como Chambo y que ahí se tiene que recurrir para que a través de los gobiernos provincial y nacional se atiendan las necesidades.

La gobernadora de Chimborazo indicó que según el reporte de la información que levantó el MAG se tiene un aproximado de 368 hectáreas de pérdida total de cultivos, así como 128.000 animales afectados por la caída de ceniza.

Publicidad

En entrevista con Ecuavisa, Rommel Salazar, director del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencia, indicó que sumando los daños causados por las lluvias Chimborazo tiene 28.000 familias , 40.000 hectáreas y 16.000 animales afectados.

El Gobierno Nacional movilizó seis clínicas veterinarias móviles aparte de las que dispuso el gobierno provincial para atender en algo los requerimientos de la ganadería, mientras que por solidaridad desde provincias como Los Ríos, El Oro y Guayas llegó banano de rechazo para proveerlos de alimento.

Llamó a mantener la calma porque, sostuvo, tienen experiencia en manejar este tipo de emergencias por lo que se vivió con el proceso eruptivo del volcán Tungurahua.

Destacó la unidad de las autoridades de Chimborazo con el fin de brindar una respuesta inmediata.

Publicidad

Sesión permanente

Rocío Pumagualle, vicealcaldesa de Riobamba, comentó que el COE cantonal solicitó al mando unificado de control de movilidad la restricción vehicular con el fin de ejecutar la minga de limpieza que se efectuó desde las 06:00, además, que se mantiene en sesión permanente con el fin de seguir de cerca el monitoreo del proceso eruptivo del volcán Sangay.

Aseguró que esto permitirá actuar de manera inmediata porque preocupa que pueda haber otra caída de ceniza como la registrada el jueves, tomando en cuenta que ese mismo día en la tarde se conoció que hubo otra explosión del Sangay, pero que el material volcánico fue llevado por el viento a otras partes.

Explicó que se solicitó al Gobierno Nacional el apoyo tanto logístico como técnico para atender las afectaciones por la caída de ceniza, ya que los perjuicios de los agricultores son enormes porque sus cultivos se han perdido.

Se requiere también alimento y agua para los animales, no solo en Riobamba sino en otros cantones de Chimborazo.

Pumagualle advirtió que la dotación de agua potable de calidad a la población está garantizada porque las reservas están debidamente protegidas y que el personal monitorea las 24 horas para que no haya inconvenientes. (I)