Una vez superado el día de elecciones presidenciales anticipadas vividas ayer domingo 20 de agosto, en Ecuador termina la prohibición denominada ley seca.

La ley seca se refiere a un período de tiempo en que se prohíbe la venta y el consumo de alcohol antes y después del proceso eleccionario.

En el Código de la Democracia, el articulo 123 dice que “durante el día de las elecciones, treinta y seis (36) horas antes y doce (12) horas después no se permitirá la venta, distribución o consumo de bebidas alcohólicas”.

Publicidad

Es decir, la ley seca, que se inició al mediodía del viernes 18, terminará al mediodía de este lunes 21 de agosto.

Infractores

En un balance realizado por la Policía Nacional ayer, al filo de la terminación del proceso electoral, el comandante general de Policía, Fausto Salinas, dijo que se emitieron 325 citaciones por infringir la ley seca, que “prohíbe el consumo y venta de licor”.

Salinas añadió que también se han presentado desde el viernes 238 citaciones judiciales, pero aseguró que pese a estos casos, no se han reportado “incidentes graves o críticos” durante las votaciones.

Publicidad

Los infractores de la ley seca serán sancionados con una multa equivalente al 50% de un salario básico unificado, es decir 225 dólares. (I)