Solo en el centro comercial Felipe Navarrete, ubicado en la parroquia Tarqui, de la ciudad de Manta, fallecieron 92 personas, una de ellas Alexis García, joven de 27 años que apenas llevaba quince días laborando como bodeguero en el local Todo Papelería. Su hermana Lorena lo recordó este viernes 16 de abril, cumplidos cinco años de la tragedia, como un joven bromista, que era el sostén de sus padres.

El cuerpo inerte de su hermano lo rescataron cuatro días después del sismo, en medio de la desazón y dolor de quienes perdieron a sus seres queridos. Esos días, equipos bomberiles y rescatistas locales e internacionales buscaban entre los escombros de las construcciones colapsadas alguna esperanza de vida. “Lo recordamos con el corazón, era el último de cuatro hermanos, mi madre ya no volvió a ser la misma”, señaló Lorena.

En Tarqui, parroquia de Manta, y en todas las localidades manabitas y de la provincia de Esmeraldas aún hay dolor por la partida de seres queridos que fallecieron en el terremoto del 16 de abril de 2016.

Solo en el puerto manabita se contabilizaron más de 200 muertos. Ahí también comerciantes lamentaron el poco apoyo recibido por entidades gubernamentales para la reactivación comercial del considerado corazón comercial de Manta, desde su perspectiva.

Publicidad

Explanadas polvosas quedan donde antes hubo intenso trajín

Ese trajín tampoco es el mismo en el centro de la parroquia Tarqui. Sonia Cedeño, integrante de la Asociación de Comerciantes de Tarqui (Asoctarqui), señaló que apenas unos 300 comerciantes decidieron por cuenta propia levantar nuevamente su negocio. Antes del sismo, unos 4.000 comerciantes generaban recursos económicos sin cesar en esa zona.

TARQUI, Manabí. Zona comercial de Manta aún no repunta como se esperaba tras los anuncios gubernamentales. Foto: Neptalí Palma

La representante de los comerciantes dijo que hay el interés de muchas cadenas nacionales para invertir en Manta y específicamente en Tarqui, e incluso hay un proyecto en análisis para erigir una especie de centro comercial en el área donde antes se levantaba el mercado de esta parroquia.

Estamos en proceso y pensamos que antes del cierre de este año al menos entrar con dos proyectos importantes”, declaró Cedeño.

José Paredes, coordinador general de Asoctarqui, reconoció el esfuerzo propio de los tarquenses para volver a invertir y dar muestras del inicio de una reactivación del sector.

Agustín Intriago, alcalde de Manta, consideró que en el tema de reactivación y reconstrucción de este cantón la deuda es grande y lamentó que no haya existido la capacidad de gestión inmediata tras el terremoto.

Y sabe qué es lo peor, que ni siquiera existen los mecanismos adecuados para poder resarcirlas, es decir, mire nomás los fondos de reconstrucción, en materia de fondo de solidaridad, chao, ya no existen, se están haciendo (ayudas en la actualidad) a través del Banco Europeo de Inversiones”, declaró Intriago.

Publicidad

El asambleísta electo de Manabí Xavier Santos indicó que espera en la futura Asamblea coordinar la creación de una Comisión de Asuntos Manabitas para indagar sobre los recursos de la reconstrucción.

“Es evidente algunos recursos de la reconstrucción desaparecieron, hay otros que no se han invertido, otros que hablan de despilfarro, que se gastó donde no se tenía que haber gastado, en definitiva, hay una oscuridad total y lo peor y lo más grave es que hay un silencio total por parte de quien hoy está al frente de la reconstrucción, porque en definitiva ha habido algunos colectivos que han pedido al ministerio de fincas que aclare, se habla de que hay todavía 700 millones de dólares que no se han invertido”, declaró Santos.

Guillermo Lasso, presidente electo, a través de sus cuentas en redes sociales señaló que luego de cinco años del terremoto no hay un proceso serio y transparente de la reconstrucción y reparación con las familias afectadas tras ese sismo de magnitud 7,8.

“Manabí y Esmeraldas son prioridad en nuestra gestión. La solidaridad que nos unió como país en la tragedia debe estar más presente que nunca”, escribió Lasso. (I)