Un informe del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) advirtió en febrero del incremento de lluvias acompañadas de tormentas eléctricas en el país. Un monitoreo efectuado en las últimas horas en la zona norte del Ecuador evidencia el aumento del nivel de recurrencia de eventos por las precipitaciones.

Desde el pasado 21 de febrero hasta la fecha se registran 74 eventos peligrosos en Carchi, Sucumbíos, Imbabura y Esmeraldas, siendo las dos últimas donde se han presentado mayores afectaciones.

En San Gabriel, en Carchi, aún maquinaria pesada y personal municipal continúan evacuando agua, lodo, piedras y material vegetal, en los barrios Santa Rosa y Cuyán, inundados el pasado domingo tras el desbordamiento de una acequia y la destrucción de un muro de gaviones, cuya riada deja 42 familias damnificadas.

En tanto que en la vía Ibarra-San Lorenzo, a la altura de Alto Tambo, la carretera se partió en dos. Gustavo Valencia, subsecretario Zonal 1 del Ministerio de Transporte de Obras Públicas, explicó que existen cinco puntos críticos.

En el km 68 se fue parte de la mesa, dificultando el tráfico diario promedio anual de 2.962 automotores que utilizan esta arteria. Están previstas la colocación de muros de gaviones, reconfirmación de la estructura de la vía, reconstrucción de obras de arte menor, asfaltado, intervención de acceso al puente y señalización.

Esos siniestros serían los últimos incidentes, las estadísticas del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos señalan que en Esmeraldas se han registrado 2 aluviones, 3 colapsos estructurales, 22 deslizamientos, 19 inundaciones y 6 socavamientos.

Las afectaciones dejan 6.169 personas afectadas, 2 familias damnificadas (11 personas), 1.155 viviendas afectadas y una destruida. En Imbabura, 1 aluvión, 2 colapsos estructurales, 8 deslizamientos, 3 inundaciones, 1 socavamiento, 2 heridos, 124 afectados y 28 viviendas averiadas.

En Carchi, 4 deslizamientos, 2 inundaciones, 137 afectados y 39 casas dañadas. En cambio, en Sucumbíos hubo 2 deslizamientos en Gonzalo Pizarro y 60 metros de vías sobresaltadas. En las cuatro provincias han sido atendidas con ayuda humanitaria 138 familias y en total 537 personas. (I)