Julio se inició sin paro. Tras 18 días de manifestaciones que dejaron pérdidas en el sector productivo, las empresas y gremios pasan a limpio sus balances y algunas no descartan denunciar a los responsables por los daños ocasionados a sus unidades de producción.

Por ejemplo, desde el sector bananero, Richard Salazar, director ejecutivo de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano (Acorbanec), advirtió que “no habrá ni perdón ni olvido”, al señalar que el sector perdió alrededor de $ 20 millones debido a la suspensión de corte de fruta y el atraso de embarques a los mercados internacionales que generó que no se puedan exportar cerca de 1.700 contenedores.

Tras la firma de ‘una paz costosa y dolorosa’ el sector productivo ya delinea estrategias y pedidos para impulsar su recuperación tras el paro

“En estos 18 días de paro el sector productor y exportador de banano se vio afectado, sobre todo por el cierre de las vías, que generó que nuestros proveedores de empaques, cartón, plásticos, químicos e insumos agrícolas tampoco puedan entregar con regularidad”, explicó Salazar, quien aseguró que con sus asociados evalúan iniciar acciones legales contra aquellos que obstaculizaron el tráfico y fueron identificados en videos.

Añadió que más allá de haber logrado la paz, debe sancionarse a aquellos que violaron la ley y cometieron actos de vandalismo y terrorismo. “Debe marcarse un precedente y debe sancionarse a aquellos que la protesta la convirtieron en vandalismo y en terrorismo en algunos casos”, sostuvo el dirigente.

Publicidad

Mientras, desde el sector camaronero, la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA) informó a Diario EL UNIVERSO que las pérdidas por el paro ascendieron a $ 9 millones, lo que incluyó el saqueo a una embarcación en la provincia de El Oro con alrededor de 20.000 libras de camarón.

Entre las afectaciones se detalló que hubo producto represado, falta de materias primas, costos extras para trasladar productos por vías alternas, pago de peajes en franjas horarias limitadas, en diferentes rutas del país y la compra de insumos como oxígeno para preservar el crustáceo durante el trayecto.

“Los productores de camarón se vieron afectados en diferentes zonas del país porque no podían distribuir su producto y se afectó el ingreso diario por la venta local del producto”, sostuvo José Antonio Camposano, presidente de la CNA, quien, sin embargo, adelantó que el sector camaronero no presentará denuncias.

“Creemos que las autoridades competentes, sin necesidad de denuncias particulares, deben actuar conforme al derecho. El vandalismo y los actos criminales cometidos deben ser penalizados con todo el rigor de la ley sin dejarlos en la impunidad”, mencionó el dirigente, quien advirtió que dejar impunes los actos vandálicos sería un pésimo precedente al igual que lo sucedido con los responsables de los hechos de violencia en 2019.

Publicidad

En tanto, Miguel Ángel González, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) y de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), aseguró que ya se han iniciado procesos legales derivados por los disturbios generados por el paro.

“Como consecuencia del paro ya existen procesos legales iniciados, cuya investigación está siendo dirigida por la Fiscalía. Desde el sector privado estamos prestos a aportar con evidencia respecto a las afectaciones del paro”, aseguró el dirigente, y dijo que las pérdidas del sector productivo en los 18 días de paro sobrepasan los $ 770 millones, siendo el comercio el más afectado con más de $ 300 millones.

La Fiscalía informó que entre el 13 de junio que arrancó el paro y el 28 de junio pasado, la institución abrió 290 casos y podrían haber llegado a 300 hasta el jueves 30. 29 de esos procesos se encuentran en fase de instrucción fiscal por distintas figuras penales.

El jueves pasado, durante la firma del acuerdo entre el Gobierno y el sector indígena con el que se dio fin al paro, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Leonidas Iza, señaló que en el tema de la “criminalización” va a quedar “bajo la buena fe, la buena voluntad del Gobierno nacional”.

Publicidad

Dieciocho días de paro dejan cerca de 300 investigaciones abiertas en Fiscalía y más de 160 personas detenidas por la Policía a nivel nacional

Mientras, desde la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) se informó que el sector exportador no petrolero acumuló una pérdida de más $ 90 millones, superando con $ 10 millones las pérdidas que tuvo el sector durante las manifestaciones de octubre del 2019.

Además, el equipo técnico de la entidad señaló que más de 800 empresas exportadoras fueron afectadas por la imposibilidad de llevar sus productos a puertos y aeropuertos, así como a personal desde sus hogares a las plantas de producción en condiciones de seguridad.

Respecto a si presentarán denuncias, el gremio prefirió no dar información. (I)