Después de que el riesgo país llegara a su pico más alto de 1.210 puntos y una vez que se puso fin a las paralizaciones, este indicador empezó a ceder de a poco y el jueves 28 de junio cerró en 1.188 puntos.

Esa baja no es ni del 2 % entre un día y otro, frente al 42 % que se incrementó a partir del 13 de junio que empezó el paro convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie).

Ceder al pliego de peticiones de Conaie dispararía el riesgo país de Ecuador, que ya supera los mil puntos por las protestas, advierten analistas

De acuerdo con Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, el tema del riesgo país es un reflejo de la sostenibilidad de las finanzas públicas, es decir, mide la percepción de cuán probable es que el país pague sus deudas a futuro. Por eso se elevó hasta 350 puntos en los 18 días de paralización “justamente porque las demandas del sector indígena complican las finanzas públicas”. En este sentido, el problema se mantiene aunque se haya terminado el paro y la baja no será pronunciada, comenta.

Más bien indica que el riesgo es permanente porque el paro lo que ha mostrado es que al Gobierno le es difícil mantener el control sobre su territorio y el imperio de la ley; además de que existe la presión de la población que está exigiendo que se siga subiendo el gasto público, sin importar de dónde se puede obtener el recurso.

Publicidad

Adicionalmente, explica que los inversionistas realizan análisis de mediano y largo plazo, no de corto. Por ello ya tienen puesto el ojo en las elecciones del 2025 y ven que la actitud de la población es más bien elegir al político que les ofrezca seguir abriendo la llave del gasto, así ese gasto sea irresponsable. Y considera que la población no termina de entender que Ecuador sigue teniendo déficit y que el aumento de gasto solo significa que debe endeudarse más. Las necesidades de financiamiento (déficit y pago de amortizaciones de deuda) para el 2022 estaban calculadas en un principio en $ 9.000 millones, pero por los buenos precios del petróleo y la mejor recaudación se pensaba que bajarían a $ 7.000 millones. Con las nuevas concesiones seguramente subirán, indica. Las actuales medidas representarán al menos unos $ 465 millones extras de gasto permanente.

¿Qué dice el decreto 95 que aceptó derogar el Gobierno?

Este indicador perdió con las protestas el nivel que había logrado mantener –entre 700 y 800 puntos– durante la gestión de Guillermo Lasso. Desde el primer día de la paralización se subió al nivel de los 900 puntos. Los últimos quince días ha estado sobre los 1.000, y las mayores subidas se dieron el martes 28 de junio (1.173 puntos) mientras se definía si se le aplicaba la destitución presidencial establecida en el artículo 130 de la Constitución y el miércoles 29 que se rompió el diálogo (1.210). Finalmente, el jueves hubo un nuevo acercamiento entre el Gobierno y la Conaie, se terminó la movilización y el riesgo país bajó a 1.188 puntos.

Ecuador está muy alejado de otros países de la región. Por ejemplo, en Colombia el riesgo país está en 449 puntos y el de Perú en 194. Mientras que otros tienen un mayor riesgo, como Argentina, donde este indicador se ubica en 2.374 puntos, y en Venezuela, donde está en 35.615.

Otro indicador que se afectará por las casi tres semanas de protestas es el crecimiento económico. El Banco Central del Ecuador (BCE) tenía prevista una revisión de la proyección de crecimiento al alza para el 2022. Pero las jornadas de paralización ahora no permiten tener la certeza de una mejora en el indicador.

Las pérdidas que podrían llegar a más allá de los $ 800 millones, es decir por encima de las pérdidas generadas en las protestas de octubre del 2019, se verán en septiembre, cuando se den los resultados del segundo trimestre del 2022. Por ahora, al BCE maneja un crecimiento del 3,8 % en el primer trimestre del 2022. (I)