Este 7 de noviembre, Ecuador acumula 22 horas de apagones, según un balance realizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil. Su director ejecutivo, Juan Carlos Díaz-Granados, indica que es indudable que los apagones han tenido un impacto perjudicial en las ventas totales de todos los sectores de la economía. Señala que bajo condiciones normales, los 21 sectores de la economía en esas 22 horas hubieran generado $ 584 millones. Sin embargo, a raíz de los apagones, desde la Cámara se estima que se habrían registrado apenas $ 145 millones en ventas totales.

”De este modo, durante las 22 horas de apagones, los sectores productivos ya acumularían $ 439 millones en pérdidas”, calcula Díaz-Granados.

Sector productivo: A un paro de dos semanas equivale que Ecuador se quede sin electricidad entre 3 y 4 horas diarias por más de un mes

La Cámara de Comercio de Quito (CCQ) también emite su balance. Los datos del gremio reflejan el impacto directo que ha sufrido el sector empresarial, dado que el 85,4 % de las empresas encuestadas confirmaron afectaciones en sus operaciones a causa de los cortes de luz.

Publicidad

Estos resultados detallan que:

  • Existe un aumento de la inseguridad en 27 %.
  • Las ventas disminuyeron en un 25 %.
  • Los equipos se vieron afectados en un 22 %.
  • Existe un aumento en el personal que refleja un gasto adicional del 16 %.
  • La cadena de frío se ve afectada en un 10%.

Además, dentro de la medición un 87 % de las empresas consideran que la seguridad no ha mejorado desde las pasadas elecciones presidenciales del 2023.

Pérdidas podrían ser de hasta $ 30.000 por hora en empresas medianas y grandes

La Cámara de Comercio de Quito afirma que los cortes de electricidad impactan con pérdidas significativas en productividad. “Una empresa mediana o grande podría perder entre $ 28.000 y $ 30.000 por hora. Por ejemplo, una empresa de congelación de vegetales enfrenta una pérdida de 10 horas por semana debido a los cortes de luz. Al apagarse las máquinas, surgen retrasos de 2 a 4 horas, con costos adicionales por la recalibración y recalentamiento. También hay demoras en la actualización de inventarios y gastos de transporte por cambios en horarios del personal, incluso pago de horas extras”, explica el gremio.

Publicidad

Sector empresarial: Cortes de energía en los 90 costaron al país $ 1.800 millones y $ 1.500 millones en 2009, no podemos darnos el lujo de tomar esta posibilidad a la ligera

Mientras, en algunas industrias, como la construcción, ciertas máquinas no pueden apagarse durante los cortes de energía y deben mantenerse funcionando con generadores, lo que limita su operación normal. En la industria textil no se ha cuantificado completamente el daño a las tarjetas electrónicas de las máquinas, y a veces se registra una pérdida total debido a fluctuaciones en el voltaje. Las plantas en provincias suspenden la producción para ahorrar electricidad.

Además, la falta de preaviso de los cortes de energía afecta a las empresas y se agrava por el aumento de los precios de las materias primas debido a la situación en Medio Oriente, lo que afecta a la planificación del personal y los costos. Según algunos empresarios, los acuerdos gubernamentales ofrecidos a las empresas no se han cumplido, lo que crea incertidumbre en la planificación y decisiones estratégicas.