La industria de la palma en Ecuador espera, en corto plazo, presentar al nuevo ministro de Agricultura y Ganadería, Bernardo Manzano, un informe sobre la actual situación del sector, aseguró a Diario EL UNIVERSO Óscar Calahorrano, presidente ejecutivo de Propalma.

Esto, en un contexto en el que los precios de los diferentes aceites comestibles han presentado una escalada internacional de hasta el 246 %, desde el 2020 hasta el 2022, como en el caso de la tonelada de aceite de girasol, 211 % el de palma, 178 % el de soya y 165 % el de canola, según cifras compartidas por el gremio.

Las causas tienen múltiples factores, como el conflicto ruso-ucraniano, el fenómeno de La Niña en África o la restricción de exportaciones de Indonesia –el mayor productor de aceite de palma del mundo– que genera más presión al mercado internacional.

Guerra Rusia-Ucrania y plaga en la palma son los principales factores del aumento del aceite comestible

Mientras que en el mercado interno, donde el impacto también se refleja en el incremento de los precios, se suma la pérdida de producción de palma por la pudrición del cogollo (plaga en la palma), por la que el país ha perdido entre 110.000 y 120.000 hectáreas productivas, mayormente en Esmeraldas, lo que además genera una afectación a 40.000 empleos directos, según Calahorrano, quien aseguró que el país ha pasado de producir en 2017 más de 604.000 toneladas de aceite crudo de palma a producir este año 380.000.

Publicidad

Señaló que como representantes de la industria mantienen permanente contacto con las autoridades y organismos clave para el sector, a quienes les han trasladado sus comentarios y posición sobre el contexto global que atraviesa esta actividad productiva.

Aunque reconoció que desde el Gobierno existe la apertura para escuchar sus preocupaciones, lamentó que se mantienen todavía sin definiciones sobre eventuales apoyos o programas específicos para el fortalecimiento del sector.

“De ahí que vemos este momento como una oportunidad para delinear en conjunto iniciativas productivas que permitan recuperar los campos perdidos por la pudrición del cogollo”, aseguró el dirigente.

Explicó que la intención es buscar junto al ministro y su equipo alternativas para reactivar la producción nacional de palma, la dinámica productiva y el empleo de la provincia de Esmeraldas, la principal productora de palma a nivel nacional con 137.445 toneladas de aceite crudo de palma. A nivel nacional la producción asciende a 419.018 toneladas.

Publicidad

“Para viabilizar esos objetivos se requiere de apoyo financiero -por medio de la banca pública- a los productores, así como también del desarrollo de un programa para la erradicación de plantaciones afectadas por la plaga y cuidado de los sembríos actuales”, explicó el presidente ejecutivo de Propalma.

Indicó que se necesita una línea de crédito ágil con condiciones acordes al ciclo productivo de la palma de aceite con procesos claros y una tasa de interés de un solo dígito. “Esperamos que pueda materializarse en los próximos meses porque esta fue una de las propuestas de campaña más importantes del Gobierno actual, impulsar la producción agrícola y poner al alcance de los productores financiamiento oportuno y en condiciones adecuadas”, señaló.

Desde el agro quieren que el nuevo ministro de Agricultura pueda encaminar al sector tras dos intentos fallidos

Otro pedido es precautelar el abastecimiento local.

El directivo de Propalma aseguró que la decisión y compromiso de los actores que integran la cadena resultan fundamentales, debido a que están a puertas del verano, que es el periodo en el cual la producción se contrae y por tanto existiría menor disponibilidad de la materia prima.

Publicidad

En esa línea considera clave conocer los niveles de demanda de materia prima del país, a fin de determinar si existiría -en el caso de producción local- un déficit o superávit y con base en ello explorar mecanismos que permitan asegurar, prioritariamente, el abastecimiento local y solo después la posibilidad de exportación.

“No hay que perder de vista que por todos los factores que se han comentado (conflicto bélico, reactivación de la demanda, factores climáticos, restricciones de exportación de países productores, entre otros), actualmente los países del mundo buscan abastecerse y Ecuador, como país productor, se encuentra en la mira de los compradores mundiales”, advirtió Calahorrano, quien indicó que aunque Ecuador sea un país productor, los precios locales de la materia prima deben equipararse a los niveles internacionales para prevenir que la materia prima se exporte por mejores condiciones de precios en el mercado internacional. (I)