El presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Mauricio Claver-Carone, anunció esta mañana que el multilateral está dispuesto a aprobar un fondo semilla por $ 20 millones para apoyar el desarrollo sostenible de la Amazonía a nivel regional. Las declaraciones las hizo en la apertura del conversatorio ‘Desarrollo sostenible de la Amazonía’, dentro de la reunión anual de Asambleas de Gobernadores del BID.

Destacó la importancia de la Amazonía a nivel global, pues proporciona el 35% del agua dulce a la región, regula la calidad del aire, almacena las emisiones de carbono, regula los ciclos hidrológicos y es el hogar de al menos 30 millones de personas, entre las cuales están 1,5 millones de indígenas y 5 millones de afrodescendientes.

El fondo que se creará se enfocará en cuatro grandes áreas: bioeconomía; gestión sostenible de agricultura ganadería y bosques; capital humano y la infraestructura sostenible.

Claver-Carone consideró que la dicotomía sobre que lo bueno para el desarrollo es malo para el ambiente está equivocada, y que sí es posible un desarrollo sostenible con oportunidad para todos. En este modelo se valoran el capital humano, la riqueza natural y el acervo cultural de la Amazonía que es “el corazón verde de América y del mundo”.

En el evento también participaron los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Colombia, Iván Duque. Ambos mandatarios destacaron la iniciativa del fondo que está a punto de ser aprobado por el directorio del BID y que se convertiría en una oportunidad para apuntalar las iniciativas de desarrollo sostenible de la región.

El vicepresidente del BID y exministro de Economía de Ecuador Richard Martínez. Foto: Cortesía

Entre tanto, Richard Martínez, vicepresidente de Países del BID y exministro de Economía de Ecuador, quien actuó como moderador del conversatorio ‘Desarrollo sostenible de la Amazonía’, explicó que este día se ha abierto una oportunidad de ver más allá de la crisis. Pese a los problemas actuales, “no podemos perder la perspectiva de mediano y largo plazo y la recuperación, sin lugar a dudas, debe ser verde”, dijo.

Sobre el tema del fondo que está en vías de crearse, dijo que la Iniciativa Amazonía y la colaboración público-privada enfocada en el desarrollo abren la oportunidad para la “emisión de bonos amazónicos”, un instrumento interesante tanto para países amazónicos como para países miembros del BID.

Martínez explicó, con base en las experiencias contadas por ministros de la región, que el Grupo BID ha sido parte del desarrollo de instrumentos de colaboración público-privada para proyectos forestales, de un proyecto piloto de valoración de servicios ecosistémicos para conservación de la reserva central de Surinam. También refirió como una experiencia de éxito un programa que genera mecanismos de facilidad de inversión para temas de bioeconomía en Perú.