Un chocolate elaborado con cacao sembrado en Puerto Quito, endulzado con panela y que tiene entre sus componentes CBD, está en la lista de los primeros productos alimenticios de Ecuador que usan cannabis no psicoactivo o cáñamo y que ya cuentan con aval sanitario.

Corporación Edcannamed Mayu obtuvo la notificación sanitaria para su barra Chocomedical, que estaba en una fase de prueba. Este certificado sanitario permite la comercialización de alimentos bajo los requisitos de la normativa vigente para garantizar que sea inocuo para el consumo humano.

El CBD o cannabidiol es uno de los cientos de cannabinoides activos identificados en la planta de cáñamo, que se encuentra en el tallo, hojas y flores.

Ecuador abrió la posibilidad de la siembra, cosecha y otras actividades comerciales con cáñamo industrial y el cannabis no psicoactivo con las reformas efectuadas al Código Orgánico Integral Penal. El 19 de octubre del año pasado, el Ministerio de Agricultura emitió el reglamento para la emisión de siete tipos de licencias con las que se pueden ejercer esas actividades.

Publicidad

Corporación Edcannamed Mayu posee una licencia tipo 5 emitida por el Ministerio de Agricultura, que permite el procesamiento del cannabis no psicoactivo o cáñamo y la producción de derivados del cannabis no psicoactivo o cáñamo.

Lizbeth Fajardo, gerenta de esa corporación, indicó que una vez que tienen la notificación sanitaria para el Chocomedical apuntan no solo a comercializar el producto en el mercado nacional, sino al exterior, donde han enviado muestras.

Como recién en el país hay empresas que están en el proceso de siembra del cannabis no psicoactivo, la corporación importa la materia prima del CBD para elaborar su producto final. Fajardo explicó que pretenden adquirir el insumo local una vez que esté disponible a través de las empresas nacionales.

Plantación florícola de Tabacundo entra a reconversión para dar paso al cannabis

El Chocomedical es un producto de libre comercialización, pero tiene la advertencia de que no es permitido para menores de 12 años y mujeres embarazadas.

Sus creadores lo promueven como un producto antiestrés, antridepresivo y antisiolítico. El CBD usado en el producto está dentro del rango menor al 1 % permitido en la legislación ecuatoriana. La presentación de 50 gramos se comercializa en $ 7 más el IVA.

Fajardo indicó que esperan llegar a acuerdos comerciales con las principales cadenas de supermercados del país, para que el producto pueda entrar a las perchas.

Publicidad

Además, Corporación Edcannamed Mayu está en un proceso de desarrollo de suplementos nutricionales y unas gomitas con cannabis.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sananitaria (Arcsa) ha emitido ocho certificados de notificación sanitaria para productos alimenticios que tienen como componentes cannabis no psicoactivo o cáñamo, o derivados de cannabis no psicoactivo o cáñamo.

Estos alimentos pertenecen al rubro de legumbres, semillas, granos, nueces y sus productos; bebidas (excluidas las lácteas), y azúcar, productos de azúcar, chocolate, confitería, repostería, y bebidas en polvo. Las notificaciones sanitarias han sido emitidas en favor de siete empresas.

Semillas del Valle tiene productos cosméticos que usan cannabis no psicoactivo. Cortesía

La cosmética es otra categoría donde se está usando CBD para elaborar champús, aceites, ceras tópicas y otros. Semillas del Valle es una empresa afincada en Portoviejo, que tras invertir $ 150.000 incursionó en este nuevo mercado.

Luis Centeno, gerente de esta empresa, señaló que realizaron varias pruebas con alimentos, pero finalmente se decidieron ir por la línea cosmética con aceite y ceras tópicas, que se están comercializando en farmacias y locales de productos orgánicos en Manta, Portoviejo y Guayaquil.

La industria cosmética ecuatoriana comienza uso de cannabis como materia prima

Al tratarse de un nuevo mercado, Centeno indicó que han comenzado con volúmenes pequeños de producción hasta que el mercado conozca estos productos. Sus productos se venden para acné, hidratación, antioxidante, con valores que oscilan entre $ 25 y $ 50.

Para medicamentos aún no se han emitido “registros sanitarios”, sin embargo, en el caso de productos naturales procesados de uso medicinal que contengan cannabis no psicoactivo o cáñamo, o derivados de cannabis no psicoactivo o cáñamo, se han emitido 49 registros sanitarios. Cuatro empresas tienen este tipo de registros.

El dato

Hasta el 24 de mayo pasado, el Gobierno ecuatoriano emitió 34 licencias a empresas interesadas en incursionar en el negocio del cannabis y cáñamo. La mayoría de los trámites apuntan a la licencia 3, que es para el cultivo de cannabis no psicoactivo o cáñamo. Los costos de esta licencia van de $ 1.500 a $ 3.500, dependiendo del hectareaje. (I)