El pasado 15 de mayo, en una sesión del Concejo de Quito, un concejal citó a un superhéroe para argumentar la responsabilidad del poder.

Como dijo Spiderman, un gran poder tiene una gran responsabilidad

Y ardió la opinión pública. No porque la atribución fuese incorrecta. La crítica fue al uso de la frase de un superhéroe.

Obiter dictum: Expertos atribuyen la frase a Stan Lee –escritor y editor de cómics y creador de Spiderman–. Otros se la atribuyen al presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt. O a un documento de la Convención Nacional de Francia de 1793, que decía: “une grande responsabilité est la suite inséparable d’un grand pouvoir” (una gran responsabilidad es el resultado inseparable de un gran poder”). Por cierto, es bíblica (Lucas 12:48).

Publicidad

Porque solo creamos historias nuevas a partir de historias que ya conocemos, dice Nick Chater –profesor de Ciencias del Comportamiento de WNBS– en “The Mind is Flat” (2018).

Pero lo importante –en realidad– es entender que los héroes (ficticios o no) son referentes en la cultura popular.

Lo importante es entender lo importante que es tener héroes.

Bertold Bretch –dramaturgo alemán– dijo “desgraciado el país que necesita héroes”.

Prefiero héroes antes que antihéroes, monstruos o villanos como referentes.

Por cierto, los héroes estaban por debajo de los dioses pero por sobre los hombres, según Píndaro o Platón.

Publicidad

Le pregunto algo: ¿Sus referentes de hoy… sus héroes… son los políticos, los futbolistas o los influencers? ¿Empresarios, emprendedores o activistas? ¿Personajes ficticios?

Creo que un héroe es como un meme –en la estricta definición de Dawkins en “The Selfish Gene” (1976)–. Porque ayuda a transmitir información cultural de manera interpersonal e intergeneracional.

La cultura es su memoria colectiva. Es la colcha de retazos de las historias, leyendas y creencias que explican quién es usted, en qué cree, cómo es su comunidad. Y los héroes y heroínas dentro de la historia son el caballo de Troya. Son el contenedor de los valores, principios, y visiones que usted y su comunidad comparten. Y los villanos son el contenedor de sus miedos.

El creador de Games Of Thrones decía que “en la vida, los monstruos ganan”.

Yo sigo pensando que ganan los héroes. (O)