Una plantación florícola de nueve hectáreas será reconvertida para destinarla a la siembra del cannabis a escala. El predio ubicado en Tabacundo, una zona de Pichincha dedicada a cultivos de rosas, entrará en esa reconversión a partir de este segundo semestre.

El plan está listo para arrancar una vez que ya se realizaron pruebas y el Estado ecuatoriano emitió las licencias que permiten ese cultivo. Cannades, una empresa formada con cinco socios, impulsará el proyecto con el fin de obtener biomasas para extracción de aceites y flor para exportación.

La siembra y cosecha de cannabis no psicoactivo y cáñamo industrial fue avalada en Ecuador tras las reformas efectuadas al Código Orgánico Integral Penal. Después de eso, el Ministerio de Agricultura emitió el reglamento para la emisión de siete tipos de licencias que permiten ejercer actividades comerciales con cáñamo y cannabis, a cielo abierto o invernaderos.

Alfredo López, representante de Barad, una de las firmas socias en Cannades, indicó que ya tienen los siete tipos de licencias y esperan comenzar a sembrar a escala en julio en una plantación que está destinada al cultivo de flores. La idea apunta a remplazar las rosas por cannabis poco a poco, a medida que vaya respondiendo el mercado y necesiten de más tierra.

Publicidad

Postulantes de cuatro provincias empezaron trámites para obtener licencias de cannabis

El empresario sostiene que se efectuaron pruebas a cielo abierto en Salinas, de Ibarra, y en invernadero en Tabacundo. En esta última localidad obtuvieron resultados más alentadores. López señala que los niveles de Tetrahidrocannabinol (THC) de las plantas, el componente que produce los efectos psicoactivos, estuvieron entre 0,3% y 0,48%, menos del 1% que es el límite que permite Ecuador.

“El negocio que vamos a desarrollar es vertical, desde la importación de semillas hasta la producción de productos terminados”, afirma López, cuya empresa fue una de las primeras en obtener el aval para importar semillas de cannabis desde Estados Unidos. Estas fueron usadas para efectuar pruebas en el país para ver el comportamiento de esta especie.

Publicidad

Hasta el 24 de mayo pasado, el Gobierno ecuatoriano emitió 34 licencias a empresas interesadas en incursionar en el negocio del cannabis y cáñamo. La mayoría de los trámites apuntan a la licencia 3, que es para el cultivo de cannabis no psicoactivo o cáñamo. Los costos de esta licencia van de $ 1.500 a $ 3.500, dependiendo del hectareaje.

El Ministerio de Agricultura tenía en observación 3 licencias, 9 esperaban un informe técnico, 9 estaban a espera de una respuesta del solicitante y 2 estaban por revisar. En total existen más de 20 empresas en estos trámites.

La industria cosmética ecuatoriana comienza uso de cannabis como materia prima

Para que la siembra y la cosecha sea legal en Ecuador, el cultivo debe tener apenas 1% de Tetrahidrocannabinol (THC), el componente que produce los efectos psicoactivos. Cortesía

Dentro de los interesados en incursionar en el cannabis precisamente hay florícolas. En los últimos meses, socios de Expoflores han participado en foros y talleres en los que se han explorado y analizado los potenciales de esta naciente industria.

Cannades, que está avanzando en su proyecto de cannabis, precisamente tiene a Boutique Flowers como uno de sus socios.

A más de los cultivos de cannabis, esta empresa con sus socios tiene planes de montar en Tabacundo una planta extractora de aceite.

Como la normativa aprobada en Ecuador tiene mayores flexibilidades que en Colombia, López sostiene que primero apuntarán al aceite, que puede ser usado en la industria de alimentos y cosmética.

La exportación de la flor de cannabis deberá esperar un poco más. López explica que se necesitará obtener una excelente calidad y certificaciones internacionales para poder entrar a otros países.

Al momento, la inversión bordea el medio millón de dólares, pero una vez que tengan la planta, en unos ocho meses, esta ascenderá a unos 4 millones de dólares, indica López.

Y aunque comenzarán el proyecto en una plantación con capacidad para 9 hectáreas, López sostiene que tienen proyecciones, en alianzas, de unas 100 hectáreas. Los planes incluyen tener un proyecto con cáñamo en la Costa. (I)

Una asociación en marcha

Como se trata de una industria naciente, los primeros licenciatarios para ejercer actividades con el cannabis y cáñamo están buscando asociarse para tener mayor impulso de sus proyectos.

Al momento, diez licenciatarios y empresas interesadas en incursionar en esta industria se han unido para conformar la Asociación de Industrias del Cannabis del Ecuador.

Los siete tipos de licencias y los costos de las tasas por emisión

1. Licencia para la importación y comercialización de la semilla de cannabis no psicoactivo o cáñamo o de esquejes de cannabis no psicoactivo o cáñamo, o de semilla de cáñamo de uso industrial. Costo de la tasa: $ 1.000.

2. Licencia para la siembra y producción de semillas de cannabis no psicoactivo o cáñamo o de esquejes de cannabis no psicoactivo o cáñamo o de semilla de cáñamo de uso industrial. Costo de la tasa: $ 1.000.

3. Licencia para el cultivo de cannabis no psicoactivo o cáñamo.

Categoría 1: de 0 a 5 hectáreas, $ 1.500.

Categoría 2: de 5 a 10 hectáreas, $ 2.000.

Categoría 3: de 10 a 25 hectáreas, $ 2.500.

Categoría 4: de 25 a 50 hectáreas, $ 3.000.

Categoría 5: Más de 50 hectáreas, $ 3.500.

4.- Licencia para el cultivo de cáñamo de uso industrial

Categoría 1: de 0 a 5 hectáreas, $ 375.

Categoría 2: de 5 a 10 hectáreas, $ 500.

Categoría 3: de 10 a 25 hectáreas, $ 625.

Categoría 4: de 25 a 50 hectáreas, $ 750.

Categoría 5: Más de 50 hectáreas, $ 875.

5.- Licencia para el procesamiento del cannabis no psicoactivo o cáñamo y producción de derivados del cannabis no psicoactivo o cáñamo. Costo de la licencia: $ 3.000.

6.- Licencia para el fitomejoramiento y bancos de germoplasma e investigación. Costo de la licencia: $ 1.000.

7. Licencia para la adquisición de derivados y/o biomasa o flor de cannabis no psicoactivo o cáñamo o de biomasa de cáñamo para uso industrial para exportación. Costo de la licencia: $ 40.000.