Tras las aprobación de la ley que legaliza el uso recreativo de la marihuana en el parlamento de Nueva York, el martes, el gobernador Andrew Cuomo firmó el proyecto este miércoles.

De esta manera Nueva York se convierte en el estado 14 de Estados Unidos que permite el uso recreativo del cannabis.

“Esta legislación histórica brinda justicia a comunidades largamente marginalizadas, fomenta una nueva industria que hará crecer la economía y establece garantías de seguridad sustanciales para la gente”, dijo Cuomo en un comunicado.

La oficina del gobernador ha dicho que su entrada en vigencia podría proporcionar unos 350 millones de dólares anuales en impuestos y crear decenas de miles de puestos de trabajo.

La ley permitirá a mayores de 21 años comprar cannabis y cultivar plantas para su consumo personal, con un plan para que parte de los fondos recabados vayan a tratamientos contra la drogadicción y de educación.

Nueva York además eliminará de forma automática los antecedentes de personas condenadas anteriormente por delitos relacionados con la marihuana que ya no estarán penados.

La ley también eliminará multas por posesión de hasta 85 gramos de la droga, el nuevo límite de posesión personal. Y un programa ya existente de uso médico de la marihuana será expandido.

La decisión se produce cuando Cuomo enfrenta una investigación por supuesto acoso sexual e intimidación a empleadas, así como acusaciones contra su administración de haber encubierto muertes relacionadas con el covid-19 en residencias de ancianos. (I)