La EP Petroecuador empezó la búsqueda de seis nuevos gerentes. A principios de mes, esta empresa publicó una convocatoria para contratar a una consultora que le ofrezca los perfiles de los mejores candidatos para cargos de libre designación y remoción.

Se trata de nombrar al gerente general, gerente de Refinación, gerente de Exploración y Producción, gerente de Transporte, gerente de Comercialización Nacional y gerente de Comercio Internacional.

Para el puesto de gerente general, Petroecuador fijó una remuneración de $ 5.589, mientras que para el resto de gerencias, el sueldo mensual se ubica en $ 4.730. Estos valores son los que actualmente rigen para estos cargos, según lo detalla en su sitio web esta empresa petrolera, cuya nómina asciende a 1.278 personas.

“Están buscando los perfiles, lo que quieren es un cambio de la organización, un directorio distinto, el comportamiento organizacional, eso ya son esquemas de las mejores prácticas del mundo”, comenta el consultor económico José Orellana, quien agrega que esta selección es un primer paso en el cambio de cultura corporativa de una de las empresas más importantes del país.

Publicidad

Incluso, destaca el experto, Petroecuador debe evolucionar y adaptarse al mundo, para que en el largo plazo pueda tener accionistas privados. “Pero el capital privado pone exigencias en el tema de transparencia, corrupción… No sé a quién estén reclutando, pero quien venga debe tener una hoja de ruta, no es un trabajo fácil”, explica Orellana.

El reclutamiento de este personal gerencial se enmarca en el Decreto 95 firmado por el presidente Guillermo Lasso el 7 de julio, en el que dispone la creación del Plan de Acción Inmediata para el desarrollo del sector hidrocarburífero en los próximos cien días, plazo que termina en noviembre.

El objetivo del plan, señala el decreto, es “optimizar los ingresos estatales, para lo cual, por una parte, debe incrementarse la producción de hidrocarburos de una manera racional y ambientalmente sustentable; y, por otra, reducir ineficiencias y costos en las áreas de industrialización, transporte y comercialización de hidrocarburos”.

Entre las acciones inmediatas de este plan consta “realizar un proceso de selección de perfiles, con la asesoría de una firma especializada e independiente para ocupar los cargos de gerentes”. Petroecuador busca actualmente a la consultora que asumirá el proceso. La contratación de la firma se tiene prevista para el próximo 3 de septiembre.

Entre las funciones que deberá cumplir la consultora consta la de “identificar, analizar e investigar en el mercado laboral los candidatos idóneos para los cargos”, según se señala en el proceso de contratación subido al portal del Servicio de Contratación Pública, Sercop. Además debe presentar las ternas de esos candidatos, quienes deberán cumplir una decena de requisitos.

Entre ellos, contar con títulos académicos registrados, no tener juicios ni haber sido sentenciado por delitos de peculado, cohecho, soborno, enriquecimiento ilícito, tráfico de drogas, delitos sexuales, etc. Tampoco debe tener capital en paraísos fiscales ni estar en mora con el Estado. Y debe presentar una declaración juramentada indicando que su cónyuge no tiene parentesco alguno con los directivos de Petroecuador.

Con la selección de los nuevos gerentes, afirma Henry Llanes, experto en hidrocarburos, no se atacan los problemas de fondo que tiene Petroecuador. “Pueden cambiar a todo el personal con una consultora y no pasará nada, porque los problemas del sector petrolero parten de la Ley de Hidrocarburos, una ley que fue codificada en 1978 y ha sufrido más de 40 reformas, es una ley contradictoria, redundante”, analiza Llanes, y recalca que dicha ley no ha sido actualizada en función de la Constitución vigente desde el 2008.

La Asamblea Nacional, considera Llanes, debe impulsar de manera urgente una nueva Ley de Hidrocarburos que incluya un contrato modelo de prestación de servicios, de tal forma que la explotación de petróleo por parte de las compañías contratistas beneficie más al Estado. (I)