China, Corea del Sur y México, dos países asiáticos y un norteamericano con una coincidencia que los une: los tres, por separado, cerrarían con Ecuador acuerdos comerciales en este 2022. Esto, en teoría.

¿Cuál es la situación actual de cada una de estas opciones? Diario EL UNIVERSO consultó al Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca (MPCEIP) sobre estos procesos y otros que se manejan más a mediano y largo plazo, entre los que aparece nuestro principal socio comercial, Estados Unidos y su vecino Canadá.

México es el más cercano a cerrarse, lo que a la vez le daría a Ecuador la entrada como miembro pleno a la Alianza del Pacífico, el octavo bloque comercial en el mundo conformado por Chile, Perú, Colombia y México. Según el ministerio, a través del Viceministerio de Comercio Exterior, la negociación “se encuentra en un alto nivel de avance”.

“Los equipos técnicos están discutiendo algunos temas puntuales que todavía están pendientes y que son de sensibilidad para ambas partes”, informó el viceministerio a cargo de Daniel Legarda, quien está al frente de las negociaciones, que han tomado aún más importancia desde que la semana pasada desde México se habló sobre la posibilidad de que el país azteca solicite excluir al camarón ecuatoriano de las negociaciones por pedido de los acuicultores de ese país.

Publicidad

Acuicultores mexicanos piden que camarón quede fuera del acuerdo comercial con Ecuador

Por parte de Ecuador se aseguró que no existe aún ningún pedido oficial y se espera realizar una ronda de cierre técnico de las negociaciones de manera presencial en Quito, tentativamente en mayo próximo; aunque México debe confirmar la fecha.

Corea del Sur es otro frente que se abre para mayo, específicamente para finales de ese mes. Esto, después que los ministros de Comercio de los dos países acordaron retomar las negociaciones durante el primer semestre del 2022.

“Los equipos técnicos han comenzado los trabajos para revisar el estado de situación en que quedaron las diferentes disciplinas en la última ronda de negociaciones que se celebró en noviembre de 2016″, explicó el viceministerio.

En el caso de China, se han iniciado las discusiones a nivel de jefes negociadores que están definiendo los ámbitos de la negociación (términos de referencia) y el cronograma de reuniones que mantendrán los equipos técnicos en los próximos meses.

Publicidad

Los avances de estas negociaciones son seguidos de cerca por el sector privado.

Desde la Cámara de Comercio Ecuatoriano China se indicó que el inicio de este proceso ha impulsado a los empresarios ecuatorianos a conocer más de cerca las condiciones y oportunidades que presenta el gigante asiático, un mercado de aproximadamente 1.400 millones de personas que interesa a importadores y exportadores locales.

En ese contexto, como una opción para comprender la manera adecuada de hacer negocios con China, el gremio anunció un programa de capacitación denominado ‘El ciclo del emprendedor’, sumado a la Expo China Business 2022, un encuentro comercial que reunirá a empresas de servicios y productos que mostrarán su oferta el 19 de mayo en el Centro de Convenciones de Guayaquil, con la participación de representantes del Gobierno chino.

Para Francisco Rivadeneira, exministro de Comercio Exterior, las negociaciones con países asiáticos son fundamentales para Ecuador, y a China y Corea del Sur le suma a Japón como otro país que debería ser prioritario.

Publicidad

Califica estas negociaciones como complejas y sensibles para el país, pues cree que hay grandes oportunidades de generar negocios sobre todo para la exportación de productos agrícolas de la Costa, como banano, camarón, café, cacao, frutas tropicales como el mango y más.

Sin embargo, advierte que un acuerdo comercial no es suficiente para asegurar que esta inversión aterrice en el Ecuador.

Explica que se requiere también un marco jurídico estable, sencillo y predecible para poder acompañar estas negociaciones. No obstante, destaca que también existen grandes sensibilidades para el país, pues particularmente China y Corea del Sur tienen sectores industriales muy desarrollados y muy competitivos que se vuelven sensibles para el sector manufacturero e industrial local, donde Ecuador tiene productos similares, pero con una mano de obra más costosa.

Estos son los países con los que Ecuador busca establecer acuerdos comerciales

Los norteamericanos, Estados Unidos y Canadá, también están en la hoja de ruta de Ecuador, pero a mediano y largo plazo.

Publicidad

En el caso de Canadá aún están por coordinarse el inicio de las negociaciones y se prevé una reunión de consultas políticas en julio próximo, en la que también se abordará el tema comercial; y una posible visita de ministros en el segundo semestre de 2022.

Según cifras del ministerio, el resultado comercial no petrolero entre Ecuador y Canadá ha sido deficitario en los últimos 10 años. En 2021, la balanza comercial no petrolera fue negativa en $ 239 millones.

En el caso de las exportaciones no petroleras alcanzaron $ 190 millones en 2021, presentando un incremento del 59 % en relación a 2020. Los principales productos de exportación no petroleros fueron: oro, flores naturales, cacao, camarones y otros alimentos en conservas. Juntos representaron el 78 % del total de las exportaciones hacia el mercado canadiense.

Por su lado, las importaciones no petroleras fueron de $ 429 millones en 2021. Los principales productos de importación corresponden al trigo, con $ 310 millones que representa el 72 % del total, seguido por insumos agrícolas como abonos y maquinarias.

En tanto, con Estados Unidos -el principal socio comercial de Ecuador que en el 2021 representó $ 3.641 millones en exportaciones, con un incremento del 24 % en divisas en comparación con el 2020- las negociaciones dependen más de las autoridades de la Oficina de Comercio de la Presidencia de EE. UU. (USTR) y el Congreso estadounidense, entidades con las que el sector público y privado ecuatoriano han logrado acercamientos, mientras se aprueba la posibilidad de negociar nuevos acuerdos comerciales.

Mientras, según el ministerio la renovación del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), no solo para Ecuador sino para otros 120 países, continúa “por buen camino” y esperan mantener una nueva visita a Estados Unidos en el segundo semestre de este año.

Para Rivadeneira, asegurar un acuerdo bilateral con Estados Unidos sería fundamental para los productos que forman parte del SGP, y también para que entren otros productos que no están amparados bajo ese sistema y que actualmente pagan altos aranceles. “Sería bueno poder avanzar en una negociación con los Estados Unidos. Además, por la cercanía, por la relación histórica, esto podría incentivar y motivar a que los norteamericanos inviertan más en el país”.

Otros países con los que Ecuador busca acuerdos son los caribeños Costa Rica y República Dominicana. La negociación con Costa Rica se encuentra en su fase inicial, mientras que en febrero pasado se realizó una visita oficial público privada a República Dominicana y se espera recibir una delegación similar a mediados de año.

Eduardo Egas, presidente ejecutivo de la Corporación de Promoción de Exportaciones e Inversiones (Corpei), asegura que el ofrecimiento del presidente de la República, Guillermo Lasso, en avanzar con las negociaciones de varios acuerdos comerciales para Ecuador es positivo, pero al mismo tiempo muy desafiante.

Nueces, aceitunas, alfombras y sopas preparadas entran con 0 % de arancel en el sexto año de vigencia del acuerdo con la Unión Europea

“Es muy desafiante la apertura de diez nuevos tratados de comercio en un periodo tan corto, cuando sabemos que estas negociaciones no son rápidas, demoran y tienen muchos componentes”, indica Egas, quien, sin embargo, analiza que el mensaje que busca dar el mandatario no es que necesariamente Ecuador va a suscribir diez o doce tratados, sino la aplicación de una diplomacia comercial agresiva en mercados objetivos.

Para Egas, quien fue parte del equipo negociador del acuerdo comercial entre la Unión Europea y Ecuador; esta declaración es importante porque “por lo general no actuamos así” y reconoce que el país no atiende a los mercados desde el punto de vista de la diplomacia.

“Nos esforzamos mucho en un acercamiento cuando estamos alrededor de un acuerdo comercial, el sector privado, el sector público, se mueven, viajan, hacen eventos, hacen encuentros con la contraparte del otro país, es muy dinámico y el presidente quiere que esto se dinamice”, concluye Egas, quien rescata la intención, por primera vez, del país de implementar una diplomacia comercial muy agresiva dirigida a mercados como Estados Unidos, China, Corea del Sur, Japón, Canadá, México, entre otros. (I)