Han transcurrido cuatro días desde que la supermodelo estadounidense Jasmine Tookes y el ejecutivo ecuatoriano de Snapchat Juan David Borrero contrajeron matrimonio en la iglesia San Francisco, en Quito.

Desde entonces Ecuador ha sido observado por los millones de seguidores no solo de los recién casados, sino de las modelos de Victoria’s Secret.

Algunas de ellas mostraron en sus redes sociales a la ciudad de Quito, sobre todo su casco histórico e incluso al momento de partir, cuando compartieron la majestuosa cordillera de los Andes desde el avión. Y también productos ecuatorianos como el chocolate Pacari, los bombones Salinerito y sombreros de paja toquilla.

Empresas y gremios consultados indican que el evento fue una vitrina comercial para el país, lo cual debería ser aprovechado.

Publicidad

Diego Vivero, director de la Asociación de Restaurantes de Pichincha, destaca que se haya buscado a proveedores nacionales para la realización de la boda.

Y además, que invitados internacionales compartan en sus redes sociales marcas ecuatorianas.

La lencería de Victoria’s Secret y las cremas de Bath and Body Works, con locales propios en Ecuador

Dice que el país tiene varias ventajas para la industria de bodas como estar en la mitad del mundo y que haya un amplio acceso aéreo.

La boda entre el hijo del vicepresidente Alfredo Borrero y la modelo de Victoria’s Secret tuvo una planificación de un año, según una misiva de Carolina Muzo, master wedding planner y parte del servicio de organización de bodas, que se conoció el pasado sábado.

En ese documento se menciona a la compañía Fialo Eventi, que se encargó del montaje de pórticos de la iglesia.

La comida fue preparada por el chef Alejandro Chamorro, uno de los dueños del restaurante Nuema.

Publicidad

El menú incluyó encocado esmeraldeño de pangora y texturas de coco; o lomo de res con apio, nabo y cebollas ahumadas, según una imagen en redes sociales.

Cuatro marcas de productos ecuatorianos entraron a las perchas de Alemania esta semana

El restaurante Nuema figura en la lista de los 50 mejores restaurantes de América Latina (Latin America’s 50 Best Restaurants) y entró en el ranking en el número 48 en 2020.

Vivero, además, indica que el Hotel Hilton Colón también participó en el montaje.

Una marca que no fue contratada pero que llamó la atención fue Pacari. Los chocolates ecuatorianos fueron replicados en los stories de Instagram de las supermodelos.

Santiago Peralta, gerente general de Pacari, afirma que nunca esperó ese impacto, que no era la intención. “Sino que el país quede bien, que los productos de vanguardia del Ecuador se conozcan, no necesariamente como marca sino como país cacaotero”, apunta.

Pacari obsequió aproximadamente 40 chocolates a la pareja como regalo de bodas, entre estos, de jazmín, hierba luisa, maracuyá, uvilla y otros.

Previamente Peralta realizó una cata el pasado viernes, que fue degustada por los recién casados, los padres de Tookes, la madre de Borrero y otros invitados en la Casa de Experiencias de Pacari, en Quito.

La conexión surge porque la madre de Borrero el pasado martes se puso en contacto con Peralta con la intención de que los visitantes conozcan la historia del chocolate.

“Fue muy informal, muy lindo, había gran interés por el chocolate y lo que menos podíamos dejar es un regalo para un matrimonio”, menciona Peralta.

El dueño de Pacari ve con mucho agrado la exposición del país y cree que hay potencial para que sea destino de bodas o vacaciones.

Pacari ganó 22 premios en el International Chocolate Awards

Pacari tiene 19 años en el mercado y su chocolate oscuro registra un incremento del 70 % en Europa.

En tanto, los bombones de chocolate con leche rellenos de aguardiente de caña de azúcar de la empresa Salinerito también circularon por las redes sociales.

Se los ve junto a Pacari en lo que parece ser un obsequio a los invitados a la boda de Borrero y Tookes.

La compañía ecuatoriana nació en 1992 con la producción de pasta de cacao y actualmente exporta a países como Japón y Francia. (I)