Con casi dos meses en el mercado, el aceite popular que empezó a venderse en tiendas ahora también está en autoservicios y supermercados y en más presentaciones que fueron anunciadas cuando empezó esta iniciativa entre el Gobierno y la industria fabricante el 29 de junio pasado.

En las tiendas ya se había reportado que llegaba poco producto y no a todas. En unos supermercados se registra poca demanda o se dirigen a los locales habilitados para su venta y con cierta restricción de unidades por cliente pues se trata de un producto para consumo familiar.

Al inicio del programa el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) contempló que la comercialización solo sería en tiendas. Ahora, las presentaciones en fundas, doypacks y botellas del denominado aceite popular se ofrecen en las perchas de diferentes cadenas como almacenes Tía, Akí, Mi Comisariato, entre otros.

Con menos presión en mercado internacional del aceite, en Ecuador se espera que precios ya no suban y en las tiendas, que llegue el producto popular

La última presentación que entró a las perchas es la de 390 mililitros (ml) de aceite palma de oro a $ 1,25, producido por Danec, que también ha puesto en el mercado aceite en funda de 360 ml a $ 1.

Publicidad

Junto a Danec, Industrias Ales ofrece aceite en funda de 420 ml a $ 1,20 y también puso en el mercado aceite en botella de 390 ml; y La Fabril, aceite en doypack de 340 ml a $ 1.

Mientras, desde los autoservicios se dieron detalles de la venta de estas presentaciones populares.

Rubén Salazar, gerente corporativo de Corporación Favorita, que maneja las cadenas Megamaxi, Supermaxi, Gran Akí y Akí, indicó que el aceite se empezó a comercializar en los locales dirigidos al target desde hace unas cuatro semanas. “Es básicamente un producto en doypack a un precio reducido”, sostuvo el ejecutivo.

Sobre la distribución, Salazar explicó que las tres empresas (Danec, La Fabril e Industrias Ales) entregan el producto junto con todo su portafolio.

Publicidad

Las presentaciones en doypack del aceite popular también están disponibles en algunos los autoservicios. Foto: Peter Tavra Franco

“Nosotros internamente la dirigimos a los locales que están habilitados para su venta”, explicó el vocero, quien reconoció que en los puntos de venta aplican una restricción de unidades de venta por cliente, dado que es un producto de venta para consumo familiar.

“Los clientes sin duda valoran el ahorro que puedan tener en su compra. Estos productos son parte de un acuerdo entre fabricantes y Gobierno, por lo que se seguirán expendiendo hasta que las partes mantengan dicho compromiso”, agregó Salazar.

Otros locales que ofrecen los aceites populares son los de Tía.

Alejandro Arregin, gerente de compras de esa cadena, indicó que el aceite popular ha tenido un consumo bajo en sus locales, pero resaltó que los establecimientos cuentan con una gran variedad de aceites que el cliente puede elegir según sus gustos y preferencias.

Publicidad

“La venta de este producto es de consumo familiar, los proveedores nos entregan cantidades no tan numerosas”, sostuvo Arregin, quien aseguró que el producto se seguirá ofreciendo hasta que los proveedores lo sigan distribuyendo.

El aceite popular ya se vende en tiendas de barrio en presentaciones de $ 1

Este Diario buscó una explicación sobre el cambio de estrategia en la distribución de estos productos, pero desde la Dirección de Comunicación del MAG, entidad que al inicio del programa fue la encargada de anunciar los detalles del plan, contestaron que “no tienen competencia sobre los productos industrializados”.

También se buscó una respuesta desde las industrias. Desde una de estas se indicó que “esto aún lo maneja el Gobierno”.

Mientras, por el lado de las tiendas de barrio, el segmento que inició con el expendió del aceite popular, Guido Valera, director de la Red Ecuatoriana de Tenderos, califica el plan como positivo para los tenderos y para los clientes, en su mayoría las amas de casa.

Publicidad

“Todas estas iniciativas ayudan a todos, no solamente porque esto signifique un ingreso mayor o menor para las tiendas, porque los márgenes son pequeños en estas categorías en particular, pero en términos generales el poder ayudar a nuestras amas de casa, a los hogares llegando con un producto más barato, siempre es algo positivo”, expresó Varela, quien sin embargo reconoció que el producto no ha llegado a todas las tiendas.

Esto, porque “hay que entender que en muchas ocasiones las amas de casa prefieren la marca conocida”, pero también indicó que hay ciertos sectores y zonas donde el poder adquisitivo es mucho menor y “sale y funciona” mejor que en otros sectores donde hay mayor poder adquisitivo. (I)