Las billeteras móviles en Ecuador crecieron de manera importante en el 2023, aunque aún los usuarios no llegan a niveles promedio en los otros países.

Deuna! cerró el año con 2 millones de usuarios, en el 2022 había 400.000, según Juan Ignacio Maturana, CEO de la fintech en Ecuador. Unos 300.000 de sus usuarios son comercios. “Esto nos transforma en la red de comercio más grande del Ecuador”, asegura.

Actualmente Deuna! lleva una estrategia agresiva de promociones que ha calado en cadenas de comida rápida. Una de hamburguesas aliadas tuvo tanta demanda de los usuarios de Deuna! en el día de descuento que literalmente se le acabó el pan. Asegura, además, que hay muchas empresas que están buscando alianzas para que se pueda realizar el pago de sus productos con esta plataforma. Se trabaja en la posibilidad de que locales se conviertan en agentes financieros.

Publicidad

En 2023 también se logró una alianza con el Metro de Quito que está funcionando muy bien, dice Maturana. Parte de los aliados son también 3.000 taxistas del país. Explica que en un principio no hubo tanto interés de las cooperativas, pero ahora se están acercando de manera espontánea, pues los propios clientes se los piden.

Para el 2024 tienen la proyección de llegar a unos 3,5 millones de personas.

Actualmente los usuarios de Deuna! tienen cuentas con Banco Pichincha. Pero, a partir de marzo, cualquier ecuatoriano o extranjero con cédula ecuatoriana podrá descargar la aplicación, aunque no tenga una cuenta con ese banco.

Publicidad

PeiGo, otra de las billeteras digitales de Ecuador, parte del grupo de Banco Guayaquil, también muestra sus principales resultados: tiene 300.000 clientes y ha logrado emitir una tarjeta Visa peiGo a 145.000 usuarios, los que han facturado $ 4,5 millones. Cuenta con 20.000 puntos de carga y descarga de dinero.

Según sus ejecutivos, la aplicación ha sido concebida como una puerta a la bancarización. Para hacer uso de ella se debe crear una cuenta básica. El proceso dura 3 minutos.

Publicidad

También apunta a una comunicación personalizada y oportuna in-app, asegurando que los usuarios sepan cómo maximizar su experiencia, promociones exclusivas y las últimas mejoras. “Pronto lanzaremos novedades que cambiarán aún más la forma en que nuestros usuarios interactúan con peiGo. Desde nuevas formas de recargar la cuenta hasta la tan esperada sección de promociones vigentes y la posibilidad de realizar pagos presenciales”, señala Santiago Lasso, su representante.

Pese a estos crecimientos e innovaciones, aún Ecuador se mantiene lejos de los promedios de otros países en usuarios de billeteras móviles. Según el Banco Mundial, en el 2023 los compradores de comercio electrónico a nivel mundial tuvieron una mayor preferencia por el uso de billeteras digitales en comparación con otros métodos de pago.

Así, el 52,2 % de la población mundial habría utilizado billeteras digitales. El BM la describe como un medio de pago electrónico al que se accede mediante un dispositivo móvil y tiene varios beneficios como empoderamiento financiero, ahorro tangible, construcción de una imagen crediticia y accesibilidad y conveniencia para usuarios y comercios.

En todo caso, Maturana dice que Ecuador con respecto al promedio mundial tiene un desafío de bancarización y de billetera importante. El país debería llegar a tener al menos 9 millones de cuentas para alcanzar este promedio mundial. Actualmente, en cálculos gruesos podría haber unos 3 millones.

Publicidad

QUITO (07-02-2024).- La aplicación Deuna forma parte de las formas de pago en el Metro de Quito. Alfredo Cárdenas/ EL UNIVERSO. Foto: Alfredo Cárdenas.

Según el informe Payments 2025 & Beyond de PwC, para 2030, los pagos digitales se triplicarán en todo el mundo hasta superar los tres mil millones de operaciones, teniendo un paso intermedio en 2025 de 1,8 mil millones de transacciones y mostrando un crecimiento del 82 % respecto a los años anteriores.

Entre tanto, un informe de la University of Cambridge y el Foro Económico Mundial sobre “El futuro del fintech global” revela los factores que obstaculizan el desarrollo en la región como:

  • Un entorno regulatorio desfavorable (54 %).
  • Falta de financiamiento (46 %) y
  • Factores macroeconómicos (41 %).

Sin embargo, se evidencia que también hay factores favorables que podrían impulsar el crecimiento en América Latina como:

  • La demanda del consumidor (67 %).
  • El estado de la infraestructura financiera digital (40 %) y
  • La disponibilidad de personal capacitado (38 %).

Los datos que arroja este informe muestran cómo la infraestructura financiera digital está creciendo en América Latina y repercute de manera local, por ende se puede ver cómo en Ecuador el auge de soluciones fintech ha aumentado a 62 % desde el 2011 hasta la actualidad, según el Banco Central. (I)