El Censo de Población y Vivienda contó a 16′938.986 personas en Ecuador. Se trata de una cifra menor a la de 18,1 millones que se había proyectado que se llegaría en 2022 y que fue hecha hace doce años, en el 2010. La posibilidad de que la cifra fuera menor ya se había venido advirtiendo en meses pasados por el propio Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), sobre todo basado en tres factores: el menor número de nacimientos, el mayor número de defunciones y una mayor ola migratoria. En definitiva, Ecuador crece más lentamente en cuanto a su población.

Pero además, el dato de los 16,9 millones de habitantes que se presentó este miércoles 21 de septiembre del 2023 será ajustado en noviembre, una vez que se identifique un factor denominado omisión censal.

De esta manera, a finales de noviembre se tendrá una cifra más certera de cuántos habitantes tiene el Ecuador. Así lo explicó el director del INEC, Roberto Castillo, que además aclaró que la omisión censal se da en todos los procesos de este tipo. Sin embargo, a través de un trabajo técnico se logra establecer el segmento que dejó de ser registrado y, por lo mismo, seguramente se registrará un incremento de población. Por ejemplo, en el censo del 2010, la omisión fue establecida dos años después, y fue de medio millón de personas. Ahora, dijo Castillo, gracias a las herramientas y experiencia que tiene el INEC se obtendrá el dato en dos meses.

Publicidad

En todo caso, aseguró que el Censo 2022, pese a los problemas ocurridos, entre ellos una ola de violencia muy fuerte, logró tener una cobertura del 95 % de la población. Entre tanto, aseguró que el 99 % de los hogares visitados les abrieron las puertas.

Castillo explicó además en dónde estuvo la diferencia entre los supuestos del 2012 y los datos recabados en el 2022, sobre nacimientos, fallecimientos y ola migratoria.

En cuanto a los nacimientos, dijo que en el tema de fecundidad se está detectando un cambio notorio, y esto a su vez transforma la fotografía o el rostro de la población. En 2010 se habían previsto 4,37 millones de nuevos nacimientos. No obstante, el incremento de nacimientos fue desacelerándose en el tiempo. Así, mientras en 2010 nacieron 310.273 niños y niñas, en el 2022 fueron 250.277.

Publicidad

También se había previsto que se produjeran 1,17 millones de defunciones, pero hubo 90.000 defunciones en exceso, sobre todo en el periodo de COVID, y también se han registrado más muertes violentas. La ola migratoria ha sido mucho más pronunciada de lo calculado.

En los últimos tres años, 247.955 hogares indicaron que al menos una persona de ese hogar falleció. Mientras que 96.236 familias dijeron que alguno de sus miembros salió del país y no ha regresado.

Publicidad

El anuncio de los resultados del Censo 2022 se realizó este 21 de septiembre en el Auditorio del Edificio de las Cámaras en Quito. Foto: Patricia Sandoval

Entre tanto, un dato interesante del censo es que hay una mayor cobertura de todos los servicios públicos, sobre todo de electricidad, con el 97,5 %; la recolección de basura, con el 88,7 %; y en acceso al agua a través de redes públicas, con el 84,2 %. El servicio con menor cobertura es la red pública de alcantarillado, con el 65,8 %, pero registra el mayor crecimiento desde el 2010.

Sin embargo, Roberto Castillo destacó que el dato de agua solo se refiere al agua que llega por tubería, lo que no es garantía de que sea apta para el consumo humano. Puso como ejemplo que en la Amazonía muchas poblaciones reciben agua por tubería, de la red pública, pero no está potabilizada; entonces, llega contaminada con E. coli y, por tanto, no es apta para el ser humano. En este sentido, dijo que lo que se debería procurar es que el servicio de agua sea potable.

Finalmente, hizo un llamado a las autoridades tanto nacionales como regionales para que se utilice la información del Censo. Por ejemplo, dijo que viene el fenómeno de El Niño y la información del censo va a ser vital, pues se podrá identificar a los posibles beneficiarios o población en situación de riesgo, para que los Gobiernos la puedan proteger. (I)