Cuando Juan Eljuri Antón inauguraba uno de sus emprendimientos o negocios prefería que sus ejecutivos se encargaran de los discursos públicos. Él optaba por un perfil más bajo, un poco lejos de las cámaras y la mirada mediática.

Dentro del sector empresarial señalan que aunque él era reservado en lo público, detrás de escena era un hábil, sagaz e influyente hombre de negocios, que supo dejar su huella en diversos rubros en las últimas décadas.

Eljuri Antón, poseedor de una de las grandes fortunas del Ecuador contemporáneo, falleció la noche del lunes en Cuenca, a los 78 años. Fue en esa ciudad donde él y su familia potenciaron empresas en los sectores industrial, construcción, turístico y comercial.

Los hermanos Eljuri, en especial Juan Gabriel, consolidaron esa visión comercial que empezaron, el siglo pasado, sus padres, Juan Eljuri y Olga Antón. Un empresario indica que Juan Gabriel heredó de su madre esa habilidad para los negocios.

Publicidad

Su grupo posee representaciones de marcas automotrices, participaciones en distribuidoras y una ensambladora. Además tienen presencia en el sector de las cerámicas, perfumería, comercio y otros. Manuel Murthino, dirigente del sector automotor, dice que el grupo Eljuri representa a varias marcas asiáticas que manejan una cuota importante en Ecuador.

El grupo familiar Eljuri comenzó un gran crecimiento entre la década de los 80 y 90. El Servicio de Rentas Internas lo incluyó en los últimos años entre los principales grupos económicos de Ecuador con más de 400 firmas.

Camiones Hyundai se ensamblarán en Manta

Andrés Robalino, director ejecutivo de la Cámara de Industrias de Cuenca, señala que el grupo ha tenido un aporte importante no solo en esta ciudad, sino en el país. “Juan Eljuri siempre pasó emprendiendo en nuevos sectores, en diferentes líneas de trabajo”, afirma.

Durante su trayectoria empresarial, Juan Eljuri Antón tuvo varios reconocimientos.


Este gremio estima que las empresas de Juan Eljuri y de sus hermanos generan empleo directo para 20.000 o 25.000 personas en Cuenca.

Roberto Aspiazu, exdirector del Comité Empresarial Ecuatoriano, refiere que Juan Eljuri fue un empresario que no solo heredó un negocio próspero, sino que “lo hizo crecer” con su habilidad empresarial.

Publicidad

Uno de los méritos que se reconoce del empresario fue su visión para hacer crecer sus negocios fuera del Austro y establecer relaciones comerciales con decenas de empresas a nivel mundial.

Durante el gobierno de Rafael Correa fue parte de una gira presidencial que incluyó Corea del Sur y Japón. En ese viaje pudo concretar un acuerdo con la surcoreana Hyundai para establecer una ensambladora de camiones en Ecuador.

Una situación que lo obligó a estar frente a las cámaras ocurrió en el 2017 cuando tuvo que acudir a la Unidad de Transparencia y Lucha contra la Corrupción de la Fiscalía, en Quito, para rendir su versión libre y voluntaria dentro de la instrucción fiscal abierta por el delito de captación ilegal de dinero hecha en Ecuador por el Sai Bank.

Fiscalía se abstiene de acusar a uno de procesados en caso Sai Bank

En su trayectoria como empresario tuvo reconocimientos como el Gran Collar Eloy Alfaro, en 1996. Además, logró la máxima condecoración Cámara de Comercio de Cuenca, en el 2013, y la condecoración Octavio Chacón de la Cámara de Industrias de Cuenca, en el 2014.

También ese año fue designado como Mejor Industrial Latinoamericano por la Federación Internacional de Cámaras de Industrias.

Casado con Klara Vintimilla, Eljuri tuvo tres hijos: Juan Pablo, María Paola y María Clara. Aunque en los últimos años había comenzado a ceder la posta de los negocios a su hijo Juan Pablo, no había descuidado la mirada de estos. (I)