Son unos $ 360 millones de impuesto al valor agregado (IVA) al año los que se quedarán en los Gobiernos autónomos descentralizados (GAD) y universidades con la ley reformatoria a la Ley de Régimen Tributario Interno que fue publicada en el Registro Oficial el pasado 2 de julio. De eso, se estima que Guayaquil recibe entre un 12 % y 14 % del total correspondiente a los GAD municipales, indica Haydee Moreno, directora financiera del Municipio de esta ciudad.

Ese dinero que ahora se quedará en las cuentas de los GAD y ya no irá al Estado, “conforme a lo indicado por la máxima autoridad, se invertirá en obras en sectores populares, proyectos y programas sociales para la zona urbana y las parroquias rurales, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de cada uno de los habitantes. Todas las obras y proyectos tienen como sustento la planificación municipal y significan la generación de empleo para miles de personas”, agrega.

El retraso constante en la devolución de este impuesto pagado por los gobiernos locales motivó protestas y el cambio en la ley que está vigente desde este mes, luego del dictamen de la Corte Constitucional que negó las objeciones realizadas por el anterior presidente, Lenín Moreno.

Estos son dos de los cinco artículos de la ley reformatoria a la Ley de Régimen Tributario publicada en el Registro Oficial el 2 de julio del 2021.

Antes de esta reforma, los GAD y universidades pagaban el IVA y luego el Estado se los devolvía. Hasta ahora, por este concepto a Guayaquil se le adeuda $ 42′562.623,57.

“Se han concretado varias reuniones con representantes del Gobierno central, que han dejado como resultado importantes avances para el pronto pago”, comenta la directora financiera del Municipio de Guayaquil.

Entre las adquisiciones más grandes que ha realizado el Municipio por las que paga el IVA están la emulsión asfáltica de rotura lenta (asfalto), maquinarias de construcción, buses para aulas móviles digitales, reactivos y equipos para la implementación del Hospital del Bicentenario. (I)