Tras mostrarse dispuestos a suspender el incremento del precio del pan a $ 0,20, como mínimo, anunciado para el 24 de mayo próximo, la Unión de Panificadores del Ecuador y el Gobierno tuvieron su primer acercamiento el viernes pasado.

Elizabeth Campuzano, presidenta de la Unión de Panificadores del Pichincha, indicó que la reunión se realizó por vía telemática con el viceministro de Producción e Industrias, Jackson Torres, a quien le expusieron la problemática del sector que se centra en el incremento de los costos de la materia prima para la elaboración del pan.

La dirigente calificó como positiva la reunión con Torres.

“El acercamiento con el viceministro Jackson Torres fue muy positivo, pues hicimos conocer nuestra problemática y la necesidad de tener un precio justo del pan sin afectar a nuestros consumidores y que las partes involucradas, como son autoridades, artesanos e industriales, salgamos satisfechos de dichos diálogos”, sostuvo Campuzano.

Publicidad

Defendió la postura del gremio y no descartó que se dé el incremento, basándose en los aumentos constantes de materias primas, diésel y otros costos de producción indirectos que, según la dirigente, vuelven la situación de su sector cada vez más insostenible.

El diálogo se da después de que el presidente de la República, Lenín Moreno, pidiera a los panificadores respetar la ley.

“La concertación de precios es prohibida en el país”, sostuvo el primer mandatario, luego de que la Superintendencia de Control de Poder del Mercado exhortó al gremio panificador a considerar las disposiciones contempladas en la Ley Orgánica de Regulación y Poder del Mercado, que prohíben conductas como la fijación concertada de precios.

Panificadores dicen que están abiertos a un diálogo para llegar a un consenso sobre precio

“Contamos con que el acercamiento que hemos tenido con la autoridad sea suficiente para conseguir nuestro principal objetivo (el incremento del precio)”, expresó Campuzano, quien reveló que el próximo paso será entregar información detallada a Torres del impacto de estos costos sobre el sector panificador.

El gremio aseguró que las grasas han aumentado un 42%, la harina un 12% y la levadura un 8%. Aseguran que con esos incrementos no se cubre la mano de obra y los panificadores artesanales no están viendo una utilidad. Las panaderías artesanales venden actualmente el pan popular en $ 0,12; con el nuevo precio habría un aumento del 66,6%.

El pan forma parte del consumo diario de buena parte de las familias ecuatorianas y ocupa la sexta posición entre los 359 productos de la canasta IPC (índices de precios al consumidor), con un peso de 1,58%, con la que se calcula la inflación.

Publicidad

No obstante, el posible incremento también ha sido materia de análisis por grupos de investigación económica.

El Grupo Spurrier publicó el estudio Evolución e impacto del incremento de costos de producción del pan en Ecuador.

El estudio consideró el incremento en el costo de las grasas y harinas, tomando en cuenta que se produjo en el mismo valor que se aumentaron los insumos para su producción, aceite de palma y trigo, que en mayo presentaron una subida interanual del 96,42% y el 40,15%, respectivamente, en los precios internacionales.

Hace una década fue el último incremento en el precio del pan, que ahora sube por elevados costos de materia prima

Sin embargo, se aclaró que los incrementos en costos de producción tienen una afectación en el precio de venta de un producto luego de la interacción que tiene lugar entre la oferta y la demanda. “Es así que un incremento del 10% en un insumo de producción no se traduce en un incremento del 10% del precio del bien final”, advierten.

En tanto, los planificadores esperan esta semana remitir la información solicitada por Torres; y así fijar la fecha de una segunda reunión en la que se espera crear una mesa de trabajo conjunta con el Ministerio de Producción para determinar las acciones a seguir. (I)