David Torres, un trabajador independiente que realiza entregas de paquetería en su pequeño auto, se acercó este martes, 28 de junio de 2022, a una estación de servicio y comprobó que el precio de la gasolina extra había bajado 10 centavos: de $ 2,55 a $ 2,45. Pidió $ 13 para poder seguir trabajando, aunque aseguró que ayer ya había puesto $ 10 que se consumieron rápidamente cuando quedó atrapado durante dos horas por una manifestación en el sector del puente 3, en la autopista General Rumiñahui. A su criterio, la gasolina debería bajar más.

Para David, la baja de 10 centavos no es muy representativa. Aseguró que cuando la gasolina costaba $ 1,48 él tanqueaba a tope con $ 13. Sin embargo, cuando subió a $ 2,55 la tanqueada ya le costaba $ 20. David comentó que la subida de la gasolina durante meses a través del sistema de bandas fue demasiado alta y por sobre esos 10 centavos.

Entre tanto, otro consumidor de gasolina extra, Juan Carlos González, consideró en cambio que es positiva la baja del combustible. Explicó que si bien ha subido, en otros países está también alto. Y opinó que la idea de bajar más no es conveniente, pues esto solo beneficiaría al narcotráfico y al contrabando por la frontera con Colombia.

Es que desde este martes se empezó a aplicar el decreto 462, firmado por el presidente de la República, Guillermo Lasso, que baja 10 centavos a las gasolinas eco y extra (de $ 2,55 a $ 2,45) y el diésel de $ 1,90 a $ 1,80. La decisión se había tomado en el marco del paro indígena, que entre sus demandas ha expuesto la exigencia de que se baje el precio de las gasolinas regulares a $ 2,10 y el diésel a $ 1,50. El Gobierno aplica esta rebaja en medio de la ruptura del diálogo luego que, pese a las conversaciones, esta mañana se produjo una emboscada a un convoy de tanqueros con combustible, que llevaba diésel al ITT para pueda seguir produciendo. En este ataque resultó un militar muerto y varios heridos, tanto de las Fuerzas Armadas como de la Policía.

Publicidad

Entre tanto, José Chuquinaca, trabajador de una de las estaciones de servicio, comentó que el comportamiento de consumidores fue normal, ni más ni menos que otros días, en este primer día de la baja de combustibles. La gente solo viene, tanquea y se va, comentó.

Entre tanto, Oswaldo Erazo, presidente de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo (Camddepe), confirmó que desde este día, a partir de las 00:00, las estaciones de servicio a nivel nacional acogieron lo dispuesto en el decreto 462 y que se están despachando los combustibles al precio reducido, en todas las estaciones en las que se puede hacerlo. En otras aún se presentan problemas, porque los tanqueros no pueden llegar con el producto. Esto, especialmente, en la Sierra central, comentó.

De acuerdo con Erazo, aún es temprano para poder evaluar el impacto de los nuevos precios en el comportamiento de los usuarios. Sin embargo, se podría esperar que al existir mayor diferencia entre el precio de la extra y ecopaís frente a la súper, los consumidores seguirán con esta tendencia.

Entre tanto, Petroecuador ya publicó la tabla de cómo quedan los subsidios por producto. Se registra un incremento de 9 centavos para cada uno de los productos.

Publicidad

SUBSIDIO POR GALÓN12 de junio al 27 de junio28 de junio al 11 de julio
Gasolina extra0,850,94
Gasolina ecopaís1,241,33
Diésel2,102,19
En dólares <br/> Fuente: Petroecuador

Erazo dijo que el subsidio sube 9 centavos y esto significa una afectación al erario nacional. Insistió en que debería realizarse una focalización del subsidio (es decir, entregar el subsidio solo a sectores que lo necesitan y no de manera generalizada).

La nueva tabla estará en vigencia desde el 28 de junio hasta el 11 de julio. El 12 de julio se creará la nueva tabla con los subsidios vigentes hasta el 11 de agosto. Pero además el 12 de julio también se establecerá el nuevo precio sugerido de la gasolina súper, que está liberalizada. Según Erazo, a pesar de que el precio del crudo ha bajado levemente a nivel internacional, se podría esperar que la gasolina súper suba nuevamente, debido a que las gasolinas han seguido su curso ascendente, independientemente del comportamiento del precio del crudo. (I)