A partir de este 1 de enero de 2022 entran en vigencia, con el nuevo año fiscal, varios de los cambios establecidos en la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, otras reformas tributarias anteriores e incluso decretos ejecutivos.

El Gobierno estima que en su totalidad, con la norma publicada en noviembre del 2021, se logrará recaudar hasta 2024 alrededor de $ 1.900 millones para oxigenar al fisco. Pero solo en 2022 se recaudarían unos $ 800 millones.

Los cambios más importantes que trae la Ley de Desarrollo Económico son la nueva determinación del impuesto a la renta (IR) (con el que se espera recaudar $ 100 millones en 2022) y las contribuciones temporales para sociedades y personas naturales (que arrojarían $ 467 millones y $ 261 millones en 2022).

¿Cuánto pagarán por impuesto a la renta quienes ganan más de $ 2.000 al mes en Ecuador?

En cuanto al impuesto a la renta para personas, según detalla la norma, para 2022 se incrementa un nuevo tramo en la tabla progresiva llegando al 37 % cuando la base imponible supere los $ 100.000; antes llegaba al 35 %.

Publicidad

Fracción básica<br/> (en dólares)Fracción excedente<br/> (en dólares)Impuesto a la <br/> fracción básicaImpuesto a la fracción<br/> excedente (%)
0,0011.310,000,000%
11.310,0114.410,000,005%
14.410,0118.010,00155,0010%
18.810,0121.630,00515,0012%
21.630,0131.630,00949,4015%
31.630,0141.630,002.449,4020%
41.630,0151.630,004.449,4025%
51.630,0161.630,006.949,4030%
61.630,01100.000,009.949,4035%
100.000,01en adelante23.378,9037%

Así, desde enero, ecuatorianos que ganan más de $ 2.000 mensuales y que están bajo relación de dependencia, comenzarán a ver un mayor descuento en su salario por el concepto de IR, señaló el tributarista Javier Bustos.

Esto se da porque en la declaración para liquidar el IR, por el ejercicio fiscal 2022 que será en marzo de 2023, las personas naturales no podrán deducir sus gastos personales. Sino que podrán aplicar un crédito tributario, que limita los montos a descontar.

Para hacer este cálculo primero se deben establecer los ingresos brutos (todas las remuneraciones, incluidos décimos, fondos de reserva). Se debe comprobar si todo esto excede el valor equivalente a 2,13 fracciones básicas ($ 24.090,30).

Si sus ingresos no exceden este valor, entonces se podrá descontar del impuesto el 20 % de los gastos personales y si excede podrá ser solo el 10 % de dichos gastos. Sin embargo, dicho descuento tiene un límite que es el valor equivalente a siete canastas básicas determinadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

Publicidad

A diciembre del 2021, la canasta básica del INEC está en $ 719,65 cifra que si multiplicamos por siete da $ 5.037,55.

Para establecer el impuesto se deben sumar todas las remuneraciones que corresponden al trabajador, excepto la decimotercera y decimocuarta y deducir los valores del aporte al Seguro Social. A ese valor se debe aplicar la tabla de pagos que tiene una fracción de impuesto fija y un porcentaje que se aplica al excedente.

Al resultado obtenido se le restará la rebaja por la proyección de gastos personales. Ese es el impuesto por pagar.

Según el reglamento de la ley, que se emitió el pasado 29 de diciembre, los gastos personales que se considerarán para el cálculo de la rebaja corresponden a vivienda (arriendos, intereses de hipotecarios, servicios básicos), salud (honorarios médicos, medicinas, lentes, prótesis, seguros médicos, deducibles), educación (matrículas, pensiones, uniformes, útiles, arte y cultura), alimentación (compras de alimentos y comidas preparadas en restaurantes), vestimenta y turismo (en establecimientos registrados y con licencias).

Publicidad

Contribuciones temporales

Adicionalmente, dentro de la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal, se determinó el pago de una contribución, por dos años, del 0,8 % para sociedades con patrimonio mayor a $ 5 millones a diciembre de 2020.

Desde (en dólares)Hasta (en dólares)<b>Tarifa sobre el patrimonio (%)</b>
04′999.9990
5′000.000En adelante0,8

La ley también fija una contribución especial, por un año, para las personas naturales que tengan un patrimonio de más de $ 1 millón y de $ 2 millones, si se consideran sociedades conyugales.

Ambas contribuciones se debe declarar y pagar hasta el 31 de marzo del 2022 y, ambas, están sujetas a facilidades de pago por máximo seis meses.

El nuevo régimen para los microempresarios (Rimpe)

Todo sujeto que se inscriba en el Registro Único de Contribuyentes (RUC), a partir del 1 de enero de 2022 (salvo en casos de exclusiones) estará dentro del Régimen Simplificado para Emprendedores y Negocios Populares (Rimpe).

Publicidad

El Rimpe, ‘un mix’ entre RISE y RIM, genera expectativa por su pronta entrada en vigencia

Este nuevo régimen se aplicará a negocios y emprendimientos con ingresos desde $ 0 hasta $ 300.000. Estos, a su vez, se dividen en dos segmentos, los de $ 0 a $ 20.000 entran en la categoría de negocios populares, mientras que los de $ 20.001 a $ 300.000 son emprendimientos.

En el caso de que en el primer año el sujeto supere los $ 300.000 de ingresos brutos se someterá al régimen general desde el siguiente año.

Entre las 11 actividades excluidas del régimen figuran las agropecuarias, comercializadoras de combustible, rentas de capital y transporte.

La tabla impositiva obliga a pagar a los negocios que tienen ingresos de hasta $ 20.000, $ 60 al año, un equivalente de $ 5 al mes. La tarifa de pago va entonces desde $ 60 a $ 2.797 (cuando se trata de un segmento que tiene ingresos desde $ 200.000 a $ 300.000. Pero además hay un pago marginal que va de 0 % a 2 %.

Entre los detalles por tomarse en cuenta, y que están publicados en la página del Servicio de Rentas Internas (SRI), es que este régimen tendrá una vigencia de tres años.

Nuevos gastos deducibles de las empresas

Entre los nuevos ítems que se modifican, se añaden y que rigen a partir de 2022 están:

Deducción adicional del 150 % en gastos de publicidad, promoción y patrocinio realizados a favor de deportistas, programas, proyectos o eventos deportivos.

Deducción adicional del 150 % en gastos por organización y patrocinio de eventos artísticos, culturales y de producción y patrocinio de obras cinematográficas.

Deducción adicional del 100 % por las donaciones, inversiones y/o patrocinios a favor de programas, fondos y proyectos de prevención, protección, conservación, bioemprendimientos, restauración y reparación ambiental debidamente calificados por la autoridad ambiental.

Deducción adicional del 100 % en la depreciación y amortización de maquinarias, equipos y tecnologías de construcción sustentable.

Otros cambios que rigen y se esperan para 2022

  • El nuevo salario, de $ 425, se aplica desde el 1 de enero de 2022, para el trabajador en general, incluidos los de la pequeña industria, sectores agrícolas, de maquila, personas remuneradas del hogar, operarios de artesanías y colaboradores de la microempresa.

El salario básico de $ 425 entrará en vigencia desde el 1 de enero de 2022

  • Con el alza de salario, también suben los aportes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) de los afiliados, multas de tránsito, infracciones y pensiones alimenticias.
  • El Banco Central del Ecuador (BCE) presentó la nueva metodología para el cálculo de las tasas de interés que regirá en el país desde el 1 de enero del 2022 y se aplicará para los nuevos créditos. Esta toma en cuenta cuatro componentes para establecer las tasas máximas de interés: costo de fondeo, gastos operativos, riesgos de crédito y costo de capital. La nueva fórmula se aplicará para seis de los 13 segmentos de créditos que existen en la actualidad. Estos son: empresarial, pymes, consumo y tres categorías de microcrédito, que se diferencian entre sí por el monto del préstamo.
  • Para marzo de 2022, también, las sociedades deben cancelar la tercera cuota de la Contribución Única y Temporal (CUT), establecida en la Ley de Fomento Productivo. Esta se rige bajo una tabla progresiva de 0,10 % a 0,20 %, calculada sobre los ingresos gravados según se hayan declarado en 2018.
  • La definición de los 12 días en el año en el que se reducirá en cuatro puntos la tarifa general del impuesto al valor agregado (IVA) para beneficio del sector turístico.
  • La reducción progresiva del impuesto a la salida de divisas (ISD), a razón de 0,25 puntos por trimestre. Esto comienza el 1 de enero. (I)