Trabajar en conjunto para garantizar que el camarón exportado a Estados Unidos sea de la mejor calidad es parte de los objetivos del Acuerdo de Asociación Regulatoria que firmaron el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos de América (FDA, siglas en inglés).

“Este acuerdo es clave considerando que el camarón es nuestro principal producto de exportación no petrolera y Estados Unidos es el segundo destino de las exportaciones de este producto. Garantizar el cumplimiento estricto de estándares de calidad e inocuidad es nuestra prioridad”, dijo el titular de la cartera de Estado, Daniel Legarda, durante el acto que se realizó el jueves 24 de agosto en el marco del aniversario de la Subsecretaría de Calidad e Inocuidad (SCI), en Guayaquil.

Por su parte, el director del Centro de Seguridad Alimentaria y Nutrición Aplicada, Donald Prater, señaló que este acuerdo permitirá contar con una mejor visión en cuanto a normativas, regulaciones e iniciativas para el camarón de exportación. Asimismo, indicó que es el primer acuerdo de este tipo que firmaban con otro país, en este caso con Ecuador.

Publicidad

De enero a junio de este año por exportaciones de camarón a Estados Unidos los ingresos para Ecuador fueron de $ 684 millones. Además, el país norteamericano es el segundo destino de exportación no petrolera, que en ese mismo periodo se obtuvieron $ 2.124 millones, según la cartera de Estado, que en su reporte también indicó que el camarón lidera la lista de productos de exportación no petrolera, en el primer semestre, Ecuador registró $ 3.836 millones en ventas.

El fin de lo suscrito, de acuerdo con un comunicado de la cartera de Estado, es:

  • Compartir información sobre las mejores prácticas y temas regulatorios para garantizar la inocuidad de los productos e insumos relacionados con este producto.
  • Fortalecer las relaciones con las autoridades sanitarias en el ámbito de las actividades de la acuacultura y la pesca.
  • Ofrecer las garantías oficiales con respecto al cumplimiento de los requisitos sanitarios exigidos por los mercados internacionales, para de esta forma asegurar que el camarón exportado desde Ecuador hacia Estados Unidos cumpla con las normativas de inocuidad alimentaria vigentes en ese país. (I)