El subsecretario general de Gabinete, Francisco Briones, describe los principales cambios en la Ley de Inversiones y Mercado de Valores que ha sido enviada a la Asamblea con carácter urgente y que, dice, será para fortalecer la institucionalidad del mercado de valores. Briones indica confiar en que no habrá oposición para una ley que busca atraer inversiones, y con ellas mayor empleo y salir de la pobreza.

En la nueva ley se ve un cambio de institucionalidad con respecto a la Superintendencia de Bancos que vuelve a tener seguros y la Superintendencia de Compañías queda con el mercado de valores. ¿Cuál es la ventaja del cambio?

Como ha sido público, la estructura de la supervisión de mercado de valores como venía funcionando estaba debilitada. Al final del día, el hecho de que la Superintendencia de Compañías haya tenido muchas áreas de supervisión le afectó, se abarcó mucho y se apretó poco. Esto derivó en una problemática en algunas operaciones que fueron hechas de manera inapropiada.

¿Cómo se aplicarían los cambios a nivel del personal, pues mal o bien unos ya tienen la experiencia en Compañías?

Publicidad

En las transitorias, la ley explica que se evaluará al personal que está en Compañías y serán trasladados a Bancos, los que tienen experiencia en seguros. No se trata solo de un traspaso de competencias, sino ordenar de mejor manera a fin de que bancos y seguros estén controlados por un solo ente y el sector societario y valores por el otro ente.

También se ha hablado de que en la ley vienen controles para que no se repitan escándalos como los de Isspol, ¿cuáles son estas mejoras en controles?

En primer lugar, el fortalecimiento institucional. Esto se puede observar en la propuesta a nivel del cambio accionario que podrán tener las bosas de valores. Actualmente las casas de valores son las dueñas y al final del día terminan siendo juez y parte en cuanto a los temas del mercado de valores. Le ponemos un límite, un techo a la participación de la casa de valores o a un accionista cualquiera, para diversificar los actores que pueden ser propietarios. También estamos fortaleciendo los requisitos para los tipos de emisiones a fin de que no se pueda hacerlas evadiendo controles, que tengan calificaciones de riesgo, autorizaciones de directorio. Otro tema importante es que estamos impulsando que exista un gobierno corporativo en las bolsas de valores y que tengan mejores estándares.

Justamente, se ha visto como un gran cambio la posibilidad de que ingresen bolsas internacionales. ¿Esto ha sido con miras a la Alianza del Pacífico?

Publicidad

Dentro del Gobierno hemos estado esforzándonos para entrar a la Alianza del Pacífico y uno de los temas de la alianza es que no es solo un acuerdo comercial, sino de integración regional. Supera el tema comercial, va hacia la movilidad, hacia el mercado de valores. Uno de los temas que ya se está avanzando a nivel regional es la implementación de una sola bolsa dentro de la Alianza del Pacífico. Mientras Chile, Perú, Colombia y México están integrándose, en Ecuador tenemos dos bolsas: la de Quito y Guayaquil. Pensando en esto se cambió el tema de la estructura accionaria. Se promueve el ingreso de alguna bolsa internacional que quiera absorber a estas dos bolsas. Si Ecuador entra a la Alianza del Pacífico, la idea es que se integren a la Bolsa de Valores del Pacífico. Pensando en futuro hemos hecho la reforma.

¿Qué significa que en las emisiones públicas habrá una subasta, como se dice en la ley?

Uno de los temas que queremos con la ley es fortalecer, transparentar y darle mayor predictibilidad a las operaciones sobre emisiones que hace el Estado: las notas del tesoro, los bonos públicos. Buscamos que al emitir estas obligaciones públicas haya una subasta para que el mercado vaya definiendo el precio. Esto ayuda a que en el mediano plazo haya una mayor estabilidad de las cuentas por pagar. Esto dado que, como se conoce, estas emisiones se utilizan para pagar ciertas deudas, como por ejemplo, a jubilados, a proveedores del Estado, y ellos al poder negociar en el mercado de valores lo que estaba habiendo es un movimiento demasiado inconsistente y disparejo.

¿Hay espacio para un mercado secundario en la ley?

Publicidad

Todas las emisiones van a entrar al mercado a través del mecanismo de subasta, luego de haber sido adquiridos en el mercado, la segunda transacción y en adelante se realiza en el mercado de valores.

En la ley se habla de la titularización de derechos de cobro sobre ventas futuras. ¿Quiénes se pueden beneficiar de esta figura?

Lo que queremos es que en el mercado de valores haya más variedad de productos y más oportunidades de financiamiento. En este caso, un negocio robusto, que tenga niveles de ventas estables, pueda decir quiero financiarme el día de hoy y como un colateral pongo mis ventas a futuro que servirán para pagar mi deuda. Lo que se busca es modernizar esta figura y ampliarla a sectores como la construcción.

También se habla de poder ceder derechos hipotecarios, pensaba que el IESS podría optar por esta figura. ¿Es así?

Publicidad

En todos los casos, lo que se procura es que el mercado de valores tenga más mecanismos. La idea es acceder a financiamiento el día de hoy. Para ello hay titularización, fideicomiso, pagarés, facturas, son diferentes instrumentos, con un mismo objetivo pero con sus particularidades.

Existen voces que dicen que es positivo que se le reactive al mercado extrabursátil, que estaba casi desaparecido, pero les causa preocupación que no pase de manera obligatoria por las casas de valores pues esto le restaría transparencia. ¿Qué responde?

En todos los países del mundo las transacciones extrabursátiles son legítimas y normales. En el Ecuador tenemos el desafío de demostrar que estos mecanismos no van a ser utilizados para evadir controles. No debemos detenernos en el tema de la modernización y en el progreso por eso. Lo que hay que asegurarse es que haya los suficientes controles, contrapesos y mecanismos que nos permitan tener control y transparencia, y que supere a las malas costumbres que puede haber en el pasado.

¿Cómo ve la viabilidad de la ley, entendiendo la compleja situación que se vive en la Asamblea?

La ley es un instrumento que nos va a ayudar a los ecuatorianos para ser más atractivos para las inversiones. Eso va a generar empleo. No creemos que exista una oposición para un proyecto de ley de este tipo, que no es de Gobierno sino para los ecuatorianos. Queremos una reflexión país para comprometerse con el país para generar inversiones, pues sin ellas no hay empleo y sin empleo no podemos salir de la pobreza.

¿Pero habrá la madurez política en la Asamblea?

Lo que esperamos es que en los próximos días haya un diálogo. La ley buscará su camino y esperamos que la Asamblea haga su trabajo de pulir y mejorar la ley. Estaremos atentos a ese debate constructivo. (I)