Una medida de alivio se anunció desde el Gobierno para el sector importador de mercancías a escala nacional.

El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca en conjunto con el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (Senae) informaron que, desde el 29 de noviembre del presente año, entró en vigencia la eliminación total del costo del flete en la base imponible para el cálculo de los derechos arancelarios. Es decir, las importaciones pagarán menos aranceles e impuestos al ingresar al país.

Miguel Ángel González, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG), explicó que los derechos arancelarios toman como base imponible el valor del producto sumado el seguro y el flete. Este último es el que ha tenido un incremento de más del 500 % que se ha traducido en un mayor pago de impuestos. Por ejemplo, movilizar un contenedor de 40 pies costaba hace ocho meses $ 2.500, actualmente se cotiza hasta en $ 10.000.

El encarecimiento de las tarifas se debe a la marcada escasez de contenedores, a través de los cuales se moviliza el 80 % del comercio mundial. “Las empresas han enfrentado este problema durante todo el 2021 y los análisis apuntan a que esta situación se mantendrá durante el 2022″, dijo González.

Publicidad

La emergencia de los contenedores: cómo una de las mayores crisis del transporte marítimo de la historia puede afectar tu bolsillo

Por lo tanto, considera que la eliminación total del costo del flete en la base imponible permitirá al empresario conservar parte de sus recursos en lugar de pagar más impuestos.

A través de esta medida, según se detalla en un comunicado de la cartera de Producción, el Gobierno implementa acciones concretas que reducirán significativamente el impacto que ha generado el constante incremento del costo de fletes marítimos internacionales a exportadores, importadores y consumidores en todo el país.

El principal objetivo es una reducción de costos para el sector productivo, dice el ministerio.

Desde la Cámara de Comercio de Quito (CCQ) se destaca también que este mecanismo es positivo y ayuda en algo a disminuir el incremento de costos que ha sufrido el comercio exterior.

La creación de un frente de emergencia busca compensar el impacto de la crisis logística global

Sin embargo, David López, directivo de ese gremio, señala que hace falta que esté operativo en el sistema aduanero que ha sufrido algunos inconvenientes en las últimas semanas. Esto, además de armonizar la nueva medida con la normativa andina.

El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca indicó, hasta el pasado 3 de diciembre, que el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador se encontraba implementando las mejoras necesarias en su sistema informático Ecuapass para la aplicación inmediata de esta medida. (I)