El primer semestre de este año cierra con números rojos para el sector bananero ecuatoriano, que de enero a junio pasado exportó 180,29 millones de cajas, el -8,04 % a lo exportado en el mismo periodo del 2021 cuando los envíos fueron de 196,06 millones de cajas.

Esto es según el reporte de la Asociación de Comercialización y Exportación de Banano del Ecuador (Acorbanec), que detalla que de los 180,29 millones de cajas exportadas de enero a junio pasado, el 26,51 % se destinó a la Unión Europea (27 países); el 21,50 %, a Rusia; el 17,41 %, a Medio Oriente, y el 9,01 %, a Estados Unidos.

El 6,78 % se exportó al Cono Sur, el 5,85 % a Asia Oriental, el 4,70 % a África, el 3,09 % a Europa del Este, el 2,71 % a Asia Central, el 1,13 % al Reino Unido, el 0,78 % a Oceanía (Nueva Zelanda), el 0,47 % a EFTA (Noruega), el 0,02 % a Canadá y el 0,04 % a otros mercados.

Banano y madera no logran mejorar exportaciones como el resto de principales productos de Ecuador

Asimismo, las principales reducciones por volumen se reflejan en la Unión Europea, la cual disminuyó en el -14,81 %; en Rusia, en el -0,37 % (cuando a febrero había crecido el 13,98 %); en Estados Unidos, el -23,53 %; en Cono Sur, el -1,36 %; en Europa del Este, en el -45,45 % (sobre todo por Ucrania); en África se redujo en el -36,75 % (sobre todo por Argelia); en el Reino Unido, en el -17,48 %; Oceanía, el -12,75 %, en EFTA, el -1,73 %; y, en Canadá, el -46,05 %.

Publicidad

Por otro lado, hubo crecimientos en mercados como el Medio Oriente con 26,80 %, Asia Oriental en el 3,06 % y Asia Central en el 38,49 %.

Richard Salazar, director ejecutivo de Acorbanec, explicó que una de las causas de este declive es la reducción de la producción empujada por las condiciones fitosanitarias y el factor climático al señalar que los enfundes presentan una reducción de entre el 9 % y 9,5 % menos.

A esto se suman otros factores, como el conflicto entre Rusia y Ucrania que tuvo su pico de afectación entre finales de febrero y las dos primeras semanas de marzo, según Salazar, quien aseguró que pese a que luego las exportaciones se fueron recuperando de a poco, sí hubo complicaciones pues varios mercados empezaron a especular y a pagar menos. Estas eventualidades se sumaron al incremento de costos de producción y exportación por el tema del costo naviero, la escasez de espacios navieros que venía arrastrando el sector desde el 2021.

El clima en los mercados de destinos también afectó las exportaciones, sobre todo a los destinos europeos, que en mayo y junio están en pleno verano y la demanda de la fruta baja por el aumento de la temperatura.

Publicidad

“En mayo comenzó a cambiar el clima y en junio que es verano pleno. En condiciones normales de mercado las exportaciones bajan dependiendo de los destinos entre un 20 % y 30 %, entonces este primer semestre ha sido muy complejo”, sostuvo Salazar.

José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Exportadores de Banano (AEBE), apunta a los mismos factores como los causantes de la disminución, como la crisis logística y los precios de insumos como el cartón, que golpeó al sector desde el año pasado, y el conflicto entre Rusia y Ucrania, mercados de los que Ecuador tiene un grado de dependencia alta para el envío de banano, el incremento del precio de los fertilizantes y el paro nacional de junio pasado que también impactó al sector.

Más de $ 28 millones es el impacto en la industria bananera y camaronera nacional tras un mes del conflicto ruso-ucraniano

“Entrando al mes de junio la escala de afectación comenzaba a presentar niveles menos altos, no obstante, justo en este punto tuvimos el paro nacional lo que complicó nuevamente varios aspectos de logística interna alterando el panorama y generando una vez más pérdidas al sector”, lamentó Hidalgo.

Por su parte, Raúl Villacrés, consultor bananero a cargo de la publicación semanal Pulso Bananero, recordó que el 2022 se inició con un escenario de mucha incertidumbre debido a los costos de los insumos agrícolas que se incrementaron desde septiembre del 2021 en un nivel no menor al 80 % dependiendo del producto.

Publicidad

El experto también cita los efectos de las variaciones del clima que afectaron a las plantaciones durante el primer trimestre, pero apunta además a que no existe una eficiente labor de campo por la ausencia de personal ante la falta de liquidez de los productores para poder asumir los salarios, debido a una drástica reducción del precio spot de los productores sin contrato y el incumplimiento de los programas de fertilización por factores como costo.

Respecto a los principales destinos de la fruta, Villacrés señaló que Estados Unidos y la Unión Europea han tenido complicaciones por efecto de los niveles de inflación a consecuencia de los problemas logísticos y los efectos del conflicto entre Ucrania y Rusia.

“Los importadores de la Unión Europea han tenido inconvenientes por los incrementos de los costos de energía y transporte a consecuencia de la guerra”, aseguró el experto.

Sobre la inflación mundial, Salazar aseguró que es otro factor que juega en contra del sector bananero, junto con la revalorización del dólar, pues cuando el dólar se revaloriza, las exportaciones de Ecuador como el banano se vuelven más caras en los mercados compradores, lo que beneficia a la competencia como Colombia, Costa Rica, Guatemala, que, a diferencia de Ecuador, pueden devaluar sus monedas para hacer frente a un escenario económico global adverso.

Publicidad

Pequeños exportadores pueden llegar a 220 destinos a través de couriers. Así funciona el Programa Exportando

“La alta inflación mundial y la revalorización del dólar va a generar una reducción de la demanda de nuestro banano por ser más caro. Por lo anterior nos toca seguir trabajando en mejorar la competitividad, adoptando medidas que ayuden a reducir costos, impuestos y otras medidas, así como seguir trabajando en la firma de acuerdos comerciales para mejorar el acceso de nuestros productos”, analizó el director ejecutivo de Acorbanec, quien añadió que lo único positivo de la revaluación del dólar es que las importaciones se abaratan.

Esto permite que Ecuador adquiera más productos importados, lo que compensa en parte el incremento de los precios de insumos en el mundo, como combustibles, fertilizantes, aceite de girasol, entre otros.

¿Qué le espera al banano en el segundo semestre del 2022?

Villacrés proyecta que la baja de un 8 % promedio se mantenga hasta finales de año, lo que dependerá de la situación del clima con los efectos del cambio climático, la mejora en las labores de campo y fertilización como resultado del cumplimiento del precio oficial de la fruta y una leve mejora de la disponibilidad de contenedores con fletes que permitan arribar en mejores condiciones que la competencia a los mercados del Medio Oriente y norte de África.

Para Hidalgo, las previsiones indican que el sector puede presentar una pérdida acumulada, entre el 2021 y 2022, de $ 388 millones a $ 422 millones FOB.

“En promedio podemos hablar de una pérdida aproximada de $ 405 millones FOB. Esto corresponde a los $ 185 millones dejados de percibir en 2021 y a los $ 220 millones que se espera dejar de percibir en 2022″, aseguró el titular de AEBE. (I)