El Banco Central del Ecuador tenía previsto dar un par de noticias positivas en el ámbito económico. La primera era el buen comportamiento de la economía en el primer trimestre del 2022 y la segunda, una revisión de la proyección de crecimiento al alza para el 2022.

Sin embargo, el segundo punto se truncó. Es que la última paralización no permite tener la certeza de una mejora en el indicador. Las pérdidas que podrían llegar a más allá de los $ 800 millones, es decir por encima de las pérdidas generadas en las protestas de octubre del 2019, se verán en septiembre, cuando se den los resultados del segundo trimestre del 2022. Así lo explicó el gerente general del Banco Central, Guillermo Avellán, la tarde de este jueves 30 de junio del 2022 al dar a conocer los resultados de las Cuentas Nacionales correspondientes al primer trimestre del 2022.

El gerente explicó que la economía ecuatoriana creció en el primer trimestre del 2022 en un 3,8 %, comparándola con el mismo periodo del 2021. Este incremento se apalancó especialmente en el gasto de consumo de hogares que fue de 6,7 %, el gasto de Gobierno de 6,5 % y la recuperación de la inversión (Formación Bruta de Capital Fijo) que llegó a un 4 %.

Dichos resultados, en términos trimestrales indican que la inversión creció en 4,1 % comparado con cuarto trimestre del 2021 y que el aumento del consumo de hogares fue del 0,2 % en ese mismo periodo.

Publicidad

Avellán comentó que la senda de crecimiento se mantuvo, y que por ejemplo el indicador de consumo de hogares superó a los niveles del 2019. Esto gracias a componentes como las remesas, las importaciones y el crédito de consumo.

En cambio el gasto del Gobierno fue especialmente por el aumento en las remuneraciones del sector público y compra de bienes y servicios.

La inversión se dio sobre todo en maquinaria, equipo de transporte, muebles y productos metálicos. Este componente, que ha tenido un buen comportamiento de un 4 %, ya refleja la inversión doméstica que se da a través de contratos en el Ministerio de Producción. Recordó que el Ministerio ha dicho que se han aprobado $ 2.800 millones de inversión a través de contratos en los primeros cuatro meses del año y que están previstos otros $ 3.900 millones adicionales.

En cuanto a las exportaciones hubo un decrecimiento del 0,4 % en la comparación interanual. Esta reducción se tradujo especialmente en las ventas de petróleo, banano y pescado. Esta caída de exportaciones no petroleras se puede explicar, sobre todo, en el conflicto geopolítico de Rusia contra Ucrania. Entre tanto, las exportaciones petroleras también cayeron, pero en el motivo más bien fue las secuelas vividas tras la rotura del OCP en el último trimestre del 2021, que se sintió en el trimestre posterior.

Publicidad

En cambio el comportamiento de las importaciones fue al alza, pues llegó a 8,1 % por más adquisiciones de maquinaria, aparatos eléctricos, productos químicos y equipos de transporte. Las importaciones en términos trimestrales, es decir comparando el cuarto trimestre del 2021 con el primero del 2022, crecieron 4,5 %.

De otro lado, Avellán explicó que las industrias que más crecieron fueron acuacultura, alojamiento y servicios de comida y suministro de electricidad. Explicó además que de las 18 industrias que monitorea el Banco Central, 12 tuvieron crecimientos positivos. Dentro de estas, dijo que se ve una recuperación también en agricultura y construcción lo cual ayudará a apuntalar la economía.

INDUSTRIASTASA INTERANUAL
ACUACULTURA28,5
ALOJAMIENTO Y SERVICIOS8,6
SUMINISTRO DE ELECTRICIDAD8,4
COMERCIO7
TRANSPORTE6,5
ENSEÑANZA Y SERVICIOS SOCIALES6,2
CORREO Y COMUNICACIONES5,3
ADMINISTRACION PUBLICA5
ACTIVIDADES PROFESIONALES3,2
FUENTE: BCE

Avellán insistió en que el Banco Central del Ecuador tenía previsto en este primer trimestre realizar la revisión al alza de la previsión de crecimiento que estaba en 2,8 %. Sin embargo, dijo que esto ya no será posible “por los efectos perjudiciales de las paralizaciones registrados en el mes de junio”.

De acuerdo con el gerente del Banco Central, los cálculos se harán luego de conocer más a fondo los reportes de ventas tanto domésticas como internas que monitorea el Servicio de Rentas Internas (SRI) y las afectaciones en el sector petrolero. Dijo que de lo que se conoce ha disminuido la producción en 250.000 barriles diarios y un acumulado de 2 millones de barriles perdidos. En este sentido indicó que este paro podría haber generado pérdidas por más de $ 800 millones, superando a las pérdidas de octubre del 2019. (I)