La llegada de Perla a la vida de Edith Lazo representa más que cariño, risas y juegos. “Es como el bebé de la casa”, dice. Ella adoptó a Perla el pasado 2 de abril, cuando la cachorrita tenía dos meses.

“Este 2021 conocí el amor por las mascotas. Existen tres: Luna, Juguetón y Perla, pero con esta última es con la que convivo. Luna y Juguetón viven con mi papá en la Sierra. Se ha convertido en el bebé de la casa, es mi compañera en teletrabajo. Con su llegada hemos aprendido y conocido el amor que se puede sentir por ellos”, dice Edith, quien también resalta la responsabilidad y el compromiso que se adquiere.

Y por ello es puntual con las vacunas y desparasitantes que necesita Perla. La cita médica y la vacuna le costaron $ 20, al igual que el desparasitante. A estos gastos se suman las croquetas y snacks: cerca de $ 18. Edith planifica un gasto mensual de cerca de $ 50.

Liliana Bonilla también está pendiente de llevar a Tito y Kofi al veterinario. Dice que son su adoración.

Publicidad

Ella compra dos kilos de comida para el mes y gasta once dólares. Al año destina $ 30 para vacunas, $ 20 para desparasitantes, $ 10 en vitaminas, entre otros rubros.

Para la presidenta del refugio Pana, Katiuska Delgado, no hay una cifra exacta de cuánto se puede gastar en una mascota, porque depende del tamaño, edad y cantidad.

¿Cuántas veces al día debo pasear a mi perro?

“Cuando tomamos la decisión de tener un miembro de una familia hay que sacar un presupuesto y es necesario para que esté saludable y tenga bienestar. Y esto varía según las edades”, menciona.

Y hay que empezar con un plan de desparasitación a las tres semanas de edad del cachorro, sea perro o gato, dice el médico veterinario Israel Galarraga.

Tiene un valor de entre $ 2 y $ 10 dependiendo del producto; luego, la vacuna séxtuple para perro, entre $ 10 y $ 25 (son tres dosis cada 21 días), que protege contra el moquillo, hepatitis, parvovirus, parainfluenza, entre otras. Y la vacuna de la rabia a los cuatro meses.

En cuanto a los gatos, según Galarraga, se necesita aplicar la vacuna triple felina cada 21 a 28 días, y cuesta entre $ 15 y $ 25, al igual que la de la rabia.

Publicidad

También recomienda considerar otro rubro para pruebas adicionales y descartar enfermedades virales como el sida viral felino y la leucemia viral felina. Tiene un valor de $ 20 aproximadamente.

El aseo también es importante, apunta Delgado, y para esto hay varias opciones, como llevarlos a la peluquería canina. En esos sitios realizan corte de pelo y baño, de acuerdo a Delgado, en un promedio de $ 18, aunque puede ser más por el pelaje y tamaño de la mascota.

Si la limpieza la realiza el dueño, se sugiere usar el champú o jabón recomendado por un veterinario. Los precios van desde los $ 5.

¿Le preocupa la salud de su mascota?, conozca los planes de seguros para ellos en Ecuador

Y en relación al sitio en donde deben defecar las mascotas no se requiere de mayor inversión, menciona Galarraga.

“Puede ser en las bandejitas sanitarias que vienen con césped, en el periódico, sacarlo a pasear y recogerlas en una funda”, ejemplifica. Las bandejas pequeñas cuestan $ 8.

Tanto Galarraga como Delgado aconsejan siempre tener un capital, en caso de que la mascota fallezca.

“Nos duele ver cómo las personas desechan al animalito que los acompañó durante varios años a la basura, es bastante duro observar esa realidad. Si tienen la posibilidad de enterrarlos, es mejor”, dice Delgado, y añade que también se venden bóvedas para las mascotas. Los valores van desde $ 150 hasta $ 200.

¿Es posible ahorrar?

Delgado indica que hay formas de ahorrar, pero no en todo. Recomienda, por ejemplo, no hacerlo en las medicinas, champú o jabón, ni tampoco en el alimento. Esto porque cada mascota reacciona de manera distinta a los productos y deben usarse los recetados por el veterinario de confianza.

Con llantas recicladas y una almohada se puede realizar una cama para mascotas, según Delgado. Fotos: Cortesía Refugio Pana.

El Municipio de Guayaquil, a través de la Dirección de Bienestar Animal, realiza campañas gratuitas de atención veterinaria, cirugías, desparasitaciones, vacunación para la rabia y esterilizaciones. He aquí un rubro en que podría ahorrarse.

Existen cinco unidades que brindan este servicio, en el Guasmo norte, isla Trinitaria, Cisne 2, Fertisa y otros. Además, hay tres clínicas móviles de esterilización.

UnidadesDirección
KartódromoParroquia Ximena, Guasmo norte, cooperativa 1.º de Mayo Independiente, atrás de Fundación Huancavilca.
TrinitariaParroquia Ximena, Isla Trinitaria, cooperativa Monseñor Leonidas Proaño, frente a <br/> Trinipuerto.
Cisne 2Parroquia Febres Cordero, 8.ª y la Ch.
Jacobo y Marielena RatinoffParroquia Letamendi, Bolivia y la 8.ª
FertisaParroquia Ximena, Guasmo oeste (Fertisa) Cooperativa Ahora le toca al Pueblo interior del CAMI de Fertisa.

En tanto, otra alternativa es economizar en el corte de pelo, es decir, el dueño lo podría realizar comprando una máquina; así también en juguetes y snacks.

“Para los gatos se pueden hacer juguetes con botellas plásticas, o un sorbete amarrado con papelitos y que se puedan entretener”, dice Galarraga.

Delgado indica que en el caso de los perros se puede ahorrar hasta en las camas. En su refugio, que alberga 35 gatos y 28 perritos, ha realizado camitas de llantas recicladas con almohadas. (I)