La empresa minera SolGold, que maneja al momento una serie de concesiones, entre ellas la del gran yacimiento Cascabel (Imbabura), puso en marcha al menos cinco medidas que tienen que ver con mejorar los controles corporativos y evaluar los temas antisoborno y anticorrupción en Ecuador. Estas medidas que están en curso se producen luego de conocerse el caso de apropiación indebida de recursos en su filial de Ecuador, por $ 4,6 millones, relacionada con un registro incorrecto de activos y el reporte de gastos falsos. Los hallazgos propiciados por la propia empresa fueron comunicados a sus accionistas a nivel mundial a través de la bolsa, el 13 de mayo pasado.

De acuerdo con el informe emitido por la casa matriz de SolGold, entre las medidas que se están aplicando constan, al momento, la restructuración de la organización de Finanzas en Quito y la contratación de personal a nivel local para fortalecer procesos y mejorar la cultura de control. Además se prevé contratar un abogado interno y un gerente de adquisiciones en Ecuador.

Además se ha señalado la necesidad de realizar una evaluación independiente antisoborno y anticorrupción en Ecuador, seguida de un programa de capacitación al personal. Se busca además mejorar y endurecer los controles de compra y pago de las operaciones, así como aplicar una auditoría interna analizando más procesos específicos en relación con la entidad ecuatoriana.

La investigación de SolGold a su propia operación nació a principios de 2021, cuando la junta directiva de la compañía encargó una auditoría especial a KPMG LLP para ayudar a identificar dónde era necesario mejorar el entorno de control como parte del buen gobierno corporativo.

Publicidad

Este escrutinio y análisis por parte del equipo de Finanzas condujo a reducciones de costos, pero también al descubrimiento de la apropiación indebida de fondos en Ecuador a fines de 2021.

El tema genera las primeras reacciones. María Eulalia Silva, presidenta ejecutiva de la Cámara de Minería, gremio que aglutina a las diversas empresas mineras que trabajan en el país, dijo que esto obviamente no es una buena noticia para su sector: “Esto nos apena a todos”. Consideró que los problemas detectados no son un reflejo del espíritu de la empresa ni de la industria y, más bien, dan cuenta del estricto control y transparencia que existen en la corporación al decidir hacer esta auditoría y publicar y denunciar los hallazgos: “Se ve la cero tolerancia a este tipo de actitudes”.

Para Silva, al momento no se ha hablado de una práctica que involucre a gobiernos. Aclaró que es una investigación en curso, por lo que es prematuro especular sobre cuáles eran los móviles de esa malversación de recursos. Según Silva, lo que ha sucedido ha sido algo a nivel personal y aislado. “Aplaudo la actitud de SolGold con ella misma, pues tras los hallazgos no se escondieron y fueron transparentes”. Reiteró que la industria se apega a las prácticas del EITI (Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas).

Por su parte, el Ministerio de Energía y Minas se pronunció el martes indicando que se reunirá en estos días con los directivos de la empresa para obtener detalles de lo sucedido, pero adelantó que existe cero tolerancia a la corrupción.

Publicidad

La investigación aplicada a SolGold Ecuador fue supervisada por la función de auditoría interna de la propia empresa y respaldada por su asesor jurídico en el Reino Unido. Adicionalmente, realizó la contratación de tres nuevos empleados en el equipo de Finanzas desde el 1 de enero de 2022, incluidos un contador sénior y un nuevo director de Finanzas en Ecuador, este último debe reportar directamente al director financiero del grupo a nivel internacional.

SolGold concluyó que era apropiado reducir el valor de estos activos en consecuencia y reexpresar sus cuentas. El impacto de pérdidas y ganancias para el periodo de nueve meses (del 1 de julio de 2021 al 31 de marzo de 2022) ascendió a $ 228.000, lo que refleja el hecho de que la mayoría de las pérdidas se produjeron en años anteriores y que la mayor diligencia por parte de la función financiera del grupo tuvo un impacto. Si bien las incorrecciones son importantes para la cantidad de activos de exploración, la compañía no considera que las incorrecciones sean importantes para los estados financieros en su conjunto. La sobrevaloración de los activos de exploración es acumulativa y se compone de errores anuales menores que no fueron significativos en sus respectivos años.

A finales de abril SolGold anunció la entrega del estudio de prefactibilidad del proyecto Cascabel, indicando que para la construcción de la mina que sería en 2024 se requerirían $ 2.700 millones. En enero la empresa realizó una serie de reuniones en Ecuador entre varios funcionarios gubernamentales, incluidos el presidente Guillermo Lasso y algunos ministros, y el director ejecutivo de SolGold, Darryl Cuzzubbo. Las áreas claves de discusión incluyeron el régimen tributario de Ecuador, los incentivos a la inversión y los permisos de proyectos. En ese momento el Gobierno expresó su apoyo e interés de colaborar estrechamente con SolGold para desarrollar el proyecto Cascabel de manera ambiental y socialmente responsable. (I)