La ilusión de comprar su primera vivienda de una planta se ha transformado en estos días en una preocupación para Álex Alcívar. Él reservó una casa en una urbanización de la avenida León Febres-Cordero, en la jurisdicción de Daule, y esperaba obtener un crédito en el Banco del IESS por $ 77.000.

Sus planes los trazó con un financiamiento que consideraría una tasa de 5,99%. Pero esa idea inicial se ha trastocado con el anuncio del Biess de subir la tasa a 6,70% para viviendas de hasta $ 90.000.

La vendedora de la promotora le comunicó que deberá hacer una solicitud de actualización del monto, en el que se considerará la tasa que rige desde este mes. Eso genera cambios debido a que el Biess le prestaría ahora $ 69.000, es decir, se reduce su capacidad de crédito.

El banco ha indicado que el incremento de la tasa da sostenibilidad al sistema jubilar. Diego Burneo, gerente del Biess , ha explicado que la entidad no puede seguir dando créditos a una tasa más baja que la actuarial recomendada por los estudios, que determinan una tasa de mínimo 6,25% en términos netos.

Publicidad

Este cambio en las condiciones, sin embargo, es un problema para afiliados como Alcívar, pues por la reducción en el monto crediticio deberá cancelar, como parte de la entrada de la casa, una diferencia y los gastos legales que se acercan a 8.000 dólares. “No tengo la capacidad de pagar esa cantidad”, dice Alcívar.

Incremento de tasas del Biess para vivienda se explica por la necesidad de mejorar tasa actuarial al 6,25%

Una inquietud similar tiene Anthony Arriaga, quien reservó una vivienda en una urbanización de la vía a Salitre y esperaba que el Biess le preste casi $ 80.000. “Ya me dijeron que la solicitud que había ingresado con la tasa anterior se tuvo que anular para crear otra con el nuevo interés; ahora me prestan menos, como $ 7.000 menos”, cuenta Arriaga, quien también deberá buscar el diferencial que no cubriría el financiamiento.

La promotora le ha planteado una prórroga de unos tres meses para que cubra con sus recursos la diferencia que se genera o mejore sus ingresos para que suba su cupo de financiamiento con el Biess.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Vivienda del Ecuador (Apive) y Constructores Positivos han estimado que el nuevo incremento de la tasa afectará a unas 10.000 familias que han firmado una promesa de compraventa de unidades en el último año.

El Biess refiere que este cambio en la tasa solo lleva a incrementos en las cuotas mensuales que podrían oscilar entre $ 20,87 y $ 25,56 mensuales.

El Biess representa cerca del 35% del mercado de los créditos hipotecarios.

Dentro del sector de la vivienda se considera que el problema va mucho más allá. Jaime Rumbea, director ejecutivo de Apive, explica que el incremento de la tasa de interés no solo incide para que los clientes tengan una merma en el monto a financiar, sino que también los clientes terminarán pagando más por intereses, porque el tiempo se extendería.

Publicidad

En medio de una situación económica compleja se teme que muchos no tengan capacidad de pago para cubrir rápido las diferencias de los montos que se generen y eso pueda conducir a desestimientos. Las promotoras tienen penalizaciones cuando el cliente desiste de seguir con la compra, y otras esperan a que la unidad se venda para devolver los valores pagados como entrada.

El alza de las tasas de interés para casas económicas afecta al 70% del mercado, según promotores

Joan Proaño, vocero de Constructores Positivos, considera que esta decisión de incrementar la tasa no debió tomarse a las puertas de un nuevo Gobierno. “Es inoportuna, pues debe ser parte de una política integral del nuevo gerente y es inoportuna por el momento económico que se vive”, indica.

Para él, se debe eliminar la medida o buscar una solución pronta para aquellos que ya tienen una promesa de compraventa firmada.

El vocero de este gremio señala que si no se toman correctivos el mercado dentro del segmento de hasta $ 90.000 se verá afectado a futuro.

La consultora MarketWatch estima que en el rango de hasta $ 100.000 se concentra más del 70% de la oferta de viviendas y departamentos en Quito y Guayaquil.

Actualmente, en la capital hay 1.970 casas nuevas disponibles y 2.359 departamentos, mientras que en Guayaquil hay 5.502 casas y 359 departamentos, según esa firma.

Germán Carvajal, ejecutivo de la división inmobiliaria de MarketWatch, dice que como toda alza, en principio, puede ser negativa comercialmente, pero a largo plazo, como es la deuda hipotecaria, cree que no afectará en gran medida, pues la gente se acostumbra. (I)

Corredores de bienes raíces se unen a pedido de derogar alza

Los corredores de bienes raíces de Guayas creen que la subida de la tasa de interés para viviendas de hasta

$ 90.000 también afectará al mercado de casas usadas.

Tras la pandemia, muchas unidades salieron a la venta y parte de esas transacciones se comercializa con créditos hipotecarios del BIESS.

Los agentes refieren que concretar las ventas de unidades usadas no ha sido fácil en la pandemia, pues los trámites hipotecarios se demoran. Y un incremento de las tasas de interés desestimula más los nuevos negocios.

Sue Murillo, presidenta de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces en el Guayas, indica que su gremio ha pedido la derogatoria de este incremento de la tasa de interés, porque afecta al sector bajo y popular.

El segmento de casas de hasta los $ 90.000 es el que tiene mayor demanda, según esta asociación.

“Es una medida que no debió tomarse en estos momentos; al sector al que más afecta es al que menos posibilidades tiene para acceder a vivienda”, sostiene Murillo.

La dirigente de los corredores de bienes raíces señala que primero el Biess debe resolver problemas en sus procesos para la otorgación de créditos, que lo hacen ineficiente.

Murillo afirma que en los últimos meses el sector no solo se ha visto afectado por las tasas de interés que se cobran, sino también por los constantes cambios en los procesos de implementación de créditos y el largo tiempo de espera para que se aprueben las operaciones hipotecarias.

La Asociación de Promotores Inmobiliarios de Vivienda del Ecuador también señala que se han registrado demoras en los trámites para obtener un crédito. Solo los avalúos de las propiedades que podían tomar un día ahora tardan hasta meses, según Jaime Rumbea, director ejecutivo de ese gremio. (I)